7 de julio de 2020
5 de noviembre de 2006

Se duplica el número de visitas en la unidad de tabaquismo del Hospital de Bellvitge de Barcelona

Se duplica el número de visitas en la unidad de tabaquismo del Hospital de Bellvitge de Barcelona

BARCELONA, 5 Nov. (EUROPA PRESS) -

El número de usuarios que han acudido a la Unidad de Tabaquismo del Hospital de Bellvitge en L'Hospitalet de Llobregat (Barcelona) se ha duplicado, al menos, durante el primer trimestre del año, con motivo de la entrada en vigor de la Ley Antitabaco, impulsada por el Gobierno central.

En declaraciones a Europa Press, el director de la unidad, Josep Maria Ramon, explicó que su hospital recibe cada año entre 450 y 500 fumadores que solicitan ayuda profesional para dejar este hábito. Cada mes, la unidad suele recibir entre 40 y 45 pacientes, mientras que el primer mes de este año el número de pacientes ascendió al centenar, explicó.

Según Ramon, no existe un "perfil único" de paciente que acude a la unidad, pero, en cualquier caso, se trata de "enfermos complejos" que se encuentran en una situación "límite", y que deben dejar este hábito por "problemas respiratorios o cardíacos", o bien, que "han fracasado en otros intentos y buscan ayuda profesional".

Estos pacientes son sometidos a entre siete y diez sesiones que "son más intensas al principio" y que tienen un año de duración. Los tratamientos disponibles pueden ser tanto farmacológicos como no farmacológicos, y fue, precisamente, por éstos últimos por los que Ramon mostró más interés.

El experto aseguró que "tenemos evidencia científica de que los tratamientos psicológicos tanto en grupo como individuales funcionan". No obstante, "cada paciente es un mundo", añadió.

También se refirió a diversos estudios que apuntan a una alta sensibilidad de los médicos de atención primaria en relación a los perjuicios del tabaco. En este sentido, señaló que los médicos de familia "tienen un conocimiento muy elevado" de las consecuencias de fumar con respecto a "otras patologías" por ser "un factor de riesgo importante" de las mismas.

Estos médicos consideran que el tabaquismo no es sólo un "mal hábito, sino una adicción". En general, están sensibilizados, pero "sólo uno de cada cuatro prescribe los tratamientos conocidos para dejar de fumar", señaló.

A su juicio, ello se debe a "falta de formación" y "conocimiento" acerca de los tratamientos que existen porque "no garantizan un éxito del 100%", como lo podría garantizar un "antibiótico", ejemplificó.

El Hospital de Bellvitge es uno de los pocos centros hospitalarios de la red pública del Instituto Catalán de la Salud (ICS) que dispone de una unidad de tabaquismo. En total, en Catalunya hay 22 unidades de tabaquismo entre el ámbito hospitalario y de primaria.