4 de julio de 2020
30 de abril de 2006

Ecologistas en Acción considera el cierre de Zorita un "símbolo" del principio del fin de la energía nuclear

MADRID, 30 Abr. (EUROPA PRESS) -

El portavoz de campañas antinucleares de Ecologistas en Acción, Francisco Castejón, consideró hoy que el cierre de la central nuclear de Zorita es "simbólica", porque por primera vez en España se produce el cese de la actividad en una de estas plantas sin que haya mediado un accidente "grave", y porque lo hace tras 38 años de actividad, cuando los defensores de estas centrales apuestan por mantenerlas vigentes hasta los 60 años.

En declaraciones a Europa Press, mostró su "alegría" por el cierre de una central que estaba "en muy malas condiciones y que era peligrosa para el Medio Ambiente y para las poblaciones", pero destacó que en España siguen abiertas un total de ocho plantas nucleares más, muchas de las cuales presentan problemas de seguridad.

En su opinión, la seguridad en las centrales españolas "no es la que debiera", por lo que no descartó la posibilidad de que se produzcan accidentes en el futuro. En la misma semana en la que se cumple el veinte aniversario del desastre de Chernobyl, añadió que, a pesar de que la repetición de una catástrofe de estas características en España es "improbable", puesto que las condiciones de seguridad son mucho mejores, "no es imposible", por lo que "es mejor curarnos en salud y prescindir ya de la energía nuclear".

Por ello, demandó el establecimiento de un calendario de cierres negociado con el Gobierno "y aceptable para todas las partes" -Administración, organizaciones ecologistas y empresarios-, que empezando por la central de Garoña (Burgos) --la más antigua después de Zorita-- y en función de la antigüedad, vaya fijando las fechas de cierre de todas ellas hasta llegar a las más modernas de Trillo (Guadalajara) y Vandellós II (Tarragona) que se inauguraron en 1989.

Al respecto, subrayó que dicho calendario era uno de los puntos establecidos en el programa electoral del PSOE, pero que hasta el momento, su actitud está resultando "timorata", puesto que la única central que ha echado el cierre ya se había acordado en la anterior legislatura.

"Estamos dispuestos a negociar un calendario sensato que respete el medio ambiente y las inversiones de la industria nuclear, pero exigimos que el Gobierno cumpla el compromiso de cierre escalonado de las centrales de su programa", explicó.

SUSTITUIBLE POR ENERGÍAS RENOVABLES

Castejón rebatió uno de los principales argumentos que se esgrimen para defender la necesidad de persistencia de las centrales nucleares asegurando que su aportación al conjunto total de la energía que se necesita en España --un 20 por ciento-- podría sustituirse con energías renovables, e incluso, superarse con la aplicación de medidas de ahorro y eficiencia energética.

Según las estimaciones de Ecologistas en Acción, dichas medidas podrían suponer un 35 por ciento del total de energía que se consume en España en el año 2015 con la contribución de todas las partes. No obstante, el Gobierno calcula en su Plan de Renovables que éstas representarán un 12 por ciento en 2010, porcentaje que Castejón calificó de "escaso", pero que combinado con medidas de ahorro eliminarían la necesidad de la actividad nuclear.