11 de julio de 2020
4 de enero de 2006

Los efectos del alcohol dependen del ciclo menstrual en los ratones hembra, según estudio

MADRID, 4 Ene. (EUROPA PRESS) -

Los efectos sedantes del alcohol son menores en los ratones hembra y sus consecuencias globales dependen de su ciclo menstrual o estro, según un estudio del Centro Médico de la Universidad de Duke (Estados Unidos) que se publica en 'Alcoholism: Clinical & Experimental Research'.

Los expertos explican que estudios anteriores han mostrado que las mujeres son más vulnerables que los hombres a las consecuencias médicas negativas del uso del alcohol, como la cirrosis, la enfermedad cardiaca o los defectos cognitivos.

Los científicos de la investigación actual decidieron usar un modelo animal para examinar qué resultados podría tener sobre los efectos del alcohol los ciclos del estro de los ratones hembra adultos. Los expertos explican que las cuatro fases del ciclo del estro de los ratones pueden considerarse similares a las diferentes fases del ciclo menstrual humano. Tanto en humanos como en ratas, los niveles de hormona sexual suben y bajan en un patrón cíclico.

Los científicos administraron 5 gramos por kilo a ratas hembra y macho adolescentes y adultas y observaron sus reflejos a la hora de caminar sobre sus cuatro patas. La menor sensibilidad de los ratones hembra, en comparación con los machos adultos, a los efectos sedantes del alcohol fue más pronunciada durante la primera fase del ciclo del estro, que se corresponde con el inicio de la conducta de apareamiento, y en la última fase del ciclo.

Los científicos también descubrieron que en los ratones adolescentes macho y hembra el efecto sedante del alcohol era similar, pero no así entre los adultos El resultado sugiere, según los investigadores, que al madurar, las mujeres se vuelven menos sensibles a los efectos sedantes del alcohol que los hombres. Este cambio podría tener consecuencias en la capacidad de las mujeres adultas para evaluar cómo les afecta el alcohol cuando beben.

Los investigadores señalan la necesidad de estudiar en mayor profundidad los factores que provocan esta diferencia sexual en los efectos del alcohol y enfatizan que en algunos aspectos el alcohol es menos potente en las mujeres que en los hombres.