6 de julio de 2020
22 de marzo de 2006

El ejercicio a niveles moderados y altos reduce el riesgo de muerte súbita en mujeres, según estudio

El ejercicio a niveles moderados y altos reduce el riesgo de muerte súbita en mujeres, según estudio

MADRID, 22 Mar. (EUROPA PRESS) -

El ejercicio a niveles moderados y altos reduce en mujeres el riesgo a largo plazo de muerte súbita cardiaca, según un estudio del Hospital Brigham y de las Mujeres en Boston (Estados Unidos) que se publica en 'Journal of the American Medical Association' (JAMA).

Los científicos utilizaron datos de un estudio nacional sobre la salud de las enfermeras que comenzó en 1976 y registró datos de 121.701 enfermeras de entre 30 y 55 años que completaron cuestionarios sobre factores de riesgo de su estilo de vida en relación a enfermedad cardiaca coronaria y antecedentes médicos.

Estas mujeres recibieron seguimiento cada dos años durante más de 28 años. Para este estudio, 84.888 mujeres proporcionaron información sobre su nivel de ejercicio físico por semana en los años 1980, 1992, 1996, 1998 y 2000.

Se produjeron 288 casos de muerte súbita entre aquellas participantes que completaron el cuestionario de 1980. Los investigadores descubrieron que sólo nueve de estas muertes se produjeron cuando realizaban ejercicio entre moderado y elevado, y que sólo tres de ellas se dieron durante la actividad.

Según los científicos, aunque los datos son consistentes con estudios anteriores en hombres que sugieren que el ejercicio físico podría desencadenar la muerte súbita cardiaca y que el ejercicio habitual disminuye este riesgo, la envergadura del riesgo es mucho menor en las mujeres del estudio en comparación con un grupo similar de hombres.

En resumen, los autores señalan que este tipo de mortalidad durante el ejercicio físico es muy raro en mujeres y el ejercicio regular puede minimizar el riesgo. Por ello, los datos del estudio proporcionan pruebas de que los niveles moderados y elevados de ejercicio pueden ser prescritos a las mujeres para mantener su salud, e incluso si lo realizan de manera regular, podría disminuir los riesgos a largo plazo de la muerte súbita cardiaca.

(EUROPA PRESS SALUD)