5 de julio de 2020
1 de junio de 2006

El elemento decisivo para el éxito en los tratamientos de reproducción asistida es la calidad embrionaria

El elemento decisivo para el éxito en los tratamientos de reproducción asistida es la calidad embrionaria

MADRID, 1 Jun. (EUROPA PRESS) -

El elemento determinante en el éxito de los tratamientos de reproducción asistida es más la calidad del embrión implantado que la edad de la mujer, según se desprende de las conclusiones de un estudio de la Universidad de Oulu (Finlandia) que se publica en la revista 'Human Reproduction'.

En concreto, a través de su estudio los investigadores han demostrado por primera vez que en muchos casos la implantación de un sólo embrión al útero de mujeres que pasan por un proceso de reproducción asistida tiene la misma probabilidad de dar lugar a un embarazo y posterior nacimiento en mujeres de entre 36 y 39 años como lo es en aquellas más jóvenes.

En consecuencia, consideran que esta investigación podría animar a una mayor aceptación de la implantación de un único embrión en mujeres de más de 35 años, un grupo al que habitualmente en muchos países se le implantan varios embriones pese al riesgo de que registren partos múltiples.

La investigación analizó un total de 1.224 ciclos de fertilización 'in vitro' (IVF) o con inyección intracitoplásmica de esperma (ICSI), así como 828 transferencias de embriones congelados a mujeres de edades comprendidas entre los 36 y los 39 años. Posteriormente, compararon los resultados en el caso de transferencia selectiva de un único embrión de "gran calidad"; transferencia selectiva de un solo embrión, pero sin la calidad necesaria; transferencia selectiva obligatoria de un embrión (cuando sólo hay uno disponible) y doble transferencia embrionaria.

Tras comparar los resultados, y según explica uno de los autores del estudio, el doctor Hannu Martikainen, de la Universidad de Oulu, los científicos demostraron "por primera vez" que que la tasa de embarazos, y en particular, la tasa acumulativa de embarazos, era muy similar entre las mujeres de 36 a 39 años que la registrada previamente entre mujeres más jóvenes.

"Esto pone de relieve que la calidad del embrión es un parámetro más importante para el resultado que se busca, y que la selección para la transferencia de un solo embrión debería basarse más en localidad del mismo que en la edad de la mujer", destaca el investigador, que no obstante señala que la doble transferencia de embriones sigue siendo la opción más apropiada en ciertas circunstancias.