7 de julio de 2020
8 de febrero de 2006

La empresa valenciana Biópolis investigará el uso de los microorganismos para producir materiales funcionales

VALENCIA, 8 Feb. (EUROPA PRESS) -

La empresa biotecnológica valenciana Biópolis S.L. investigará, tras conformarse como uno de los socios del proyecto internacional Bioproduction, el uso de diferentes microorganismos para la producción de materiales funcionales avanzados, que pueden servir de transportadores o soportes de principios activos, indicaron fuentes de esta empresa.

La incorporación de estos principios activos a sustancias --bioremediación, alimentos, medicamentos-- utilizadas en la vida diaria "produce efectos beneficiosos sobre los organismos vivos", señalaron las mismas fuentes, quienes apuntaron que las futuras aplicaciones de los nuevos materiales que resulten del estudio "podrán ser comercializadas y utilizadas en sectores tan diversos como el farmacéutico, el químico o alimentario, o en los campos de la biotecnología ambiental, agrícola y ganadera".

La ejecución del proyecto, que se enmarca en el VI Programa Marco de Investigación y para el que la Unión Europea acaba de aprobar una dotación de nueve millones de euros, será coordinada por el Centre for Research and Technology Hellas y el Chemical Process Engineering Research Institute de Grecia, y supondrá un desembolso total de 15 millones de euros.

La compañía española, participada por el Consejor Superior de Investigaciones Científicas (CSIC), Natraceutical, CAPSA y Talde, será la encargada de diseñar el proceso productivo, escalando y optimizando la producción semiindustrial de algunos de estos nuevos materiales en sus instalaciones de Valencia.

Así, el director general de Biópolis se mostró "muy satisfecho" y apuntó que formar parte del equipo encargado de la ejecución de este "innovador y ambicioso" proyecto europeo, "es una muestra de la confianza que instituciones y empresas europeas de primer orden depositan en nuestro joven equipo, nos posiciona como una de las empresas españolas con mayor capacidad de I+D en alta biotecnología microbiana y, además, consolida nuestra actividad internacional ya iniciada el año pasado en Ibero América".

Asimismo, la aportación española se completa con la participación del Centro de Investigaciones Biológicas, del CSIC y de la empresa sevillana Biomedal, señalaron las citadas fuentes.

Además, su ejecución ha unido en un consorcio científico-empresarial a veinticuatro socios de varios países miembros de la Unión Europea, entre ellos, Alemania, Bélgica, Dinamarca, España, Finlandia, Grecia, Italia, Holanda, Noruega, Portugal, República Checa, Portugal, Reino Unido y Suecia, concluyeron.