8 de julio de 2020
class="divcredit_video"> 3 de enero de 2006

El entrenamiento previo 4 o 6 semanas antes de esquiar evitaría un 80 por ciento de las lesiones, según un experto

El entrenamiento previo 4 o 6  semanas antes de esquiar evitaría un 80 por ciento de las lesiones, según un experto

MADRID, 3 Ene. (EUROPA PRESS) -

Un entrenamiento previo 4 o 6 semanas antes de practicar el el

esquí evitaría un 80 por ciento de las lesiones que sufren los

aficionados a este deporte, según señaló hoy en un comunicado el jefe

del Servicio de Fisioterapia de la Clínica Armstrong Internacional de

Madrid, Horacio Bobadilla.

Así, recomienda la realización de ejercicios aeróbicos para el

sistema cardiovascular, necesarios para la práctica de cualquier

actividad física (carrera, bicicleta o natación); así como

anaeróbicos, para desarrollar la fuerza muscular específica de los

diferentes grupos musculares. Asimismo, se debe entrenar la capacidad

de las articulaciones para soportar los diferentes cambios de peso y

posiciones.

Al mismo tiempo, recuerda la importancia de un buen equipamiento,

donde las botas ocupan un papel fundamental a la hora de evitar

lesiones. La protección del frío en manos, pies, cabeza y orejas es

muy importante y es imprescindible una buena hidratación mediante la

ingestión frecuente de líquidos.

En la práctica del esquí se dan 3 lesiones por cada 1.000

esquiadores, y un tercio de ellas son en la rodilla, sobre todo, las

lesiones del ligamento cruzado anterior. El 50 por ciento se

localizan en las extremidades inferiores y otro 40 corresponden a

hombros, manos y clavículas. Finalmente, un 10 por ciento son

lesiones cervicales, lumbares, dorsales o por sección medular.

Por otro lado, este experto ha detectado en los últimos años un

incremento de lesiones graves en niños, debido, por un lado, a que el

nivel de competición al que se les somete es cada vez mayor y, por

otro, a que éstos no tienen resistencia en los huesos y en las

articulaciones, su ergonomía y esquema corporal no es el mismo que el

de un adulto. Este tipo de lesiones puede afectar en ocasiones al

crecimiento y desarrollo del niño.


Lo más leído