7 de julio de 2020
8 de febrero de 2006

Los escáneres cerebrales podrían detectar el futuro deterioro cognitivo aunque no existan signos externos

MADRID, 8 Feb. (EUROPA PRESS) -

Los escáneres cerebrales podrían detectar cambios neurológicos en personas que no muestran signos externos de declive cognitivo pero que más tarde desarrollarán demencia o deterioro en sus capacidades mentales, según un estudio de la Universidad de California en Berkeley (Estados Unidos) que se publica en la revista 'Annals of Neurology'.

Según los investigadores, el estudio proporciona pruebas de que la tomografía por emisión de positrones (TEP) y las imágenes de resonancia magnética (IRM) podrían ser utilizadas para detectar signos preclínicos de la enfermedad de Alzheimer.

Según los científicos, aunque aún no poseen datos suficientes para afirmar que los escáneres cerebrales pueden predecir la enfermedad de Alzheimer, las localizaciones de las áreas del cerebro afectadas han sido asociadas en otros estudios con esta enfermedad, así que es posible que esta investigación haya detectado los signos iniciales del Alzheimer.

Durante el estudio 60 participantes normales en sus indicadores cognitivos pasaron por pruebas de TEP e IRM y un conjunto de pruebas neuropsicológicas cuando se incorporaron a la investigación. Fueron seguidos durante una media de 3,8 años, realizando pruebas de memoria aproximadamente una vez al año. Los individuos con un descenso significativo en sus puntuaciones fueron evaluados en busca de signos de declive cognitivo.

Los científicos descubrieron que el metabolismo bajo de la glucosa determinado por las pruebas de TEP estaba vinculado a un descenso más rápido en una prueba estándar que evalúa funciones cognitivas globales como la memoria, el lenguaje, las habilidades espaciales y el razonamiento.

Los escáneres de TEP detectaron áreas de bajo metabolismo de la glucosa en los lóbulos parietal y temporal del cerebro, las mismas regiones que en otros estudios con pacientes de Alzheimer y algunas personas con un deterioro cognitivo leve habían mostrado también una baja actividad.

En el análisis con IRM, los investigadores descubrieron que cuanto menores eran las regiones de la corteza entorrinal y el hipocampo mayor era la disminución en la puntuación individual en las pruebas de memoria. Otros estudios 'post mortem' del cerebro de pacientes de Alzheimer indican que estas regiones son las primeras en verse afectadas cuando la enfermedad se desarrolla.