6 de julio de 2020
27 de abril de 2006

Los escolares que consumen más pan tienen mejores aptitudes intelectuales

Los escolares que consumen más pan tienen mejores aptitudes intelectuales

MADRID, 27 Abr. (EUROPA PRESS) -

Los escolares que consumen cantidades significativamente más elevadas de pan tienen mejores aptitudes intelectuales, según concluye un estudio sobre el consumo de este alimento, impulsado por el Comité Científico del Pan a raíz de analizar a 102 estudiantes de 7 a 9 años de un colegio de Madrid. Así, se detecta que la tiamina que proporcionan el pan y los cereales en general (aproximadamente un 5 por ciento de la vitamina B1 total de la dieta) influye positivamente en la función cognitiva.

De los escolares estudiados, el 52,9 por ciento presentaron un rango definido como intelectualmente de tipo medio, mientras que un 28,4 por ciento gozan de una capacidad intelectual superior a la media y un 15,7 por ciento no alcanzan los niveles intelectuales medios, tal y como refleja esta investigación, presentada hoy en Madrid por una de sus directoras, la doctora del Departamento de Nutrición de la Facultad de Farmacia de la Universidad Complutense de Madrid (UCM) Rosa María Ortega.

No obstante, se detectó un consumo bajo de pan, especialmente en la población infantil, debido a la obesidad y el sobrepeso y a la concepción "equivocada" de que la ingesta de este alimento influye en el aumento de peso, explicó la también secretaria científica del Comité Científico de Pan. A su juicio, el incremento de peso en la sociedad actual se debe a que la ingesta energética es superior a la que se gasta, no tanto por un incremento del consumo de productos alimenticios sino por el aumento del sedentarismo.

Según esta experta, actualmente se consume en España entre 56 y 58 kilogramos de pan por persona y año, cifra "muy alejada" del consumo ideal teórico. En esta línea, su investigación, financiada por Incerhpan y el Ministerio de Agricultura, Pesca y Alimentación, apunta que los niños analizados consumen una media de 169 gramos de cereales al día, suponiendo el pan el 42 por ciento de la ingesta total, con un consumo medio de 1,8 raciones diarias, y que sólo el 27,5 por ciento cumple la pauta aconsejada de tomar un mínimo de seis raciones al día de cereales.

DESAJUSTES EN LA DIETA

Así, se concluye que los escolares ingieren cantidades más o menos similares a las aconsejadas para todos los alimentos menos para las verduras y los cereales, que consumen menos de lo recomendado, influyendo en su perfil calórico y en una alimentación desequilibrada. Los estudiantes con mayores desajustes en su dieta son los que consumen menos de cuatro raciones diarias de cereales, ya que en este grupo de niños los hidratos de carbono sólo proporcionan el 38,5 por ciento de la energía, en contra de la recomendación de que sea al menos la mitad.

Por todo ello, el presidente del Comité Científico del Pan, Ángel Gil, defendió las virtudes nutricionales del pan como parte "importantísima" de energía, proteínas y fibra, "a veces desconocidas por la sociedad y los profesionales de la salud". En esta línea, ve una "barbaridad" que a los jóvenes con sobrepeso se les quite el pan en lugar de diseñarles una dieta equilibrada o la práctica de ejercicio.

Finalmente, la directora general de Industria Agroalimentaria y Alimentación, Almudena Rodríguez, lamentó el descenso en la ingesta de pan de más de un 60 por ciento desde los años 60, en los que se consumía 135 kilogramos anuales por habitante, hasta la actualidad, en la que se comen unos 58 kilogramos. Por ello, apostó por recuperar su consumo en el marco de una correcta dieta mediterránea, desterrando los tópicos que inciden en su ingesta a la baja.