6 de julio de 2020
26 de mayo de 2006

La estimulación del nervio vago contra la depresión tarda meses en hacer efecto, según un estudio

La estimulación del nervio vago contra la depresión tarda meses en hacer efecto, según un estudio

MADRID, 26 May. (EUROPA PRESS) -

Una nueva terapia contra la depresión basada en la estimulación del nervio vago puede tardar entre tres y doce meses en hacer efecto en los pacientes que sufren esta patología, según se desprende de las conclusiones de un estudio realizado por un grupo de investigadores de la Universidad de Saint Louis (Estados Unidos).

El trabajo, realizado en colaboración con la Escuela de Medicina de la Universidad de Washington y presentado en la reunión anual de la Sociedad de Psiquiatría Biológica y la Asociación Americana de Psiquiatras, se basa en el análisis de tomografías por emisión de positrones (PET) del cerebro de pacientes en los que habían fracasado otras terapias.

En concreto, la investigación, realizada a lo largo de cuatro años, los escáneres PET sólo empezaban a mostrar cambios significativos en la actividad cerebral una vez pasados tres meses desde el inicio del tratamiento basado en la estimulación del nervio vago, si bien estos cambios seguían evolucionando en el transcurso de los siguientes 21 meses.

En este sentido, el principal investigador del estudio, el doctor Charles Conway, explica que "los efectos tardan en llegar un periodo de tiempo significativo", y agrega que habitualmente los psiquiatras no están acostumbrados a que exista un plazo semejante entre el inicio de la terapia y la aparición de los primeros resultados.

"Es un plazo muy diferente de los que conocemos en otros tratamientos contra la depresión, como la farmacoterapia o la terapia electroconvulsiva", indica Conway, que destaca que en el caso de la estimulación vagal los mayores efectos en el cerebro empiezan a registrarse entre los 12 y los 24 meses desde el inicio del tratamiento, mientras que habitualmente en psiquiatría los especialistas están habituados a tener resultados después de un plazo de seis a doce semanas.