14 de julio de 2020
20 de enero de 2006

El estrés laboral duplica el riesgo de desarrollar enfermedad cardiaca y diabetes tipo 2 entre los hombres

MADRID, 20 Ene. (EUROPA PRESS) -

El estrés laboral crónico duplica el riesgo de desarrollar enfermedad cardiaca y diabetes tipo 2 entre los hombres, según un estudio del Colegio Universitario de Londres (Reino Unido) que se publica en la edición digital de la revista 'British Medical Journal'. En las mujeres este tipo de estrés también aumenta este riesgo pero de una forma más reducida.

Los investigadores examinaron la asociación entre el estrés laboral y el síndrome metabólico, un conjunto de factores que aumenta el riesgo de enfermedad cardiaca y diabetes tipo 2, en 10.308 funcionarios civiles británicos de edades comprendidas entre los 35 y los 55 años, durante un periodo de 14 años.

El estrés laboral se midió en cuatro ocasiones entre los años 1985 y 1999. Los componentes del síndrome metabólico tales como la obesidad, hipertensión y niveles elevados de colesterol, fueron medidos entre 1997 y 1999. El estudio también registró la posición social y las conductas perjudiciales para la salud, como el tabaquismo, el consumo de alcohol elevado y la carencia de ejercicio.

Los resultados de la investigación mostraron una relación positiva entre la exposición al estrés en el trabajo y el síndrome metabólico, incluso después de tener en cuenta otros factores de riesgo. Por ejemplo, los hombres con estrés laboral crónico fueron dos veces más propensos a desarrollar el síndrome que aquellos que no estaban expuestos a este tipo de estrés. Las mujeres con estrés laboral crónico también fueron más propensas a tener el síndrome, pero formaban un grupo reducido.

Según los científicos, tanto hombres y mujeres de empleos de los niveles de base fueron más propensos a tener el síndrome, confirmando informes previos de que el síndrome tiene un gradiente social.

Los investigadores descubrieron que la asociación entre el síndrome metabólico y la exposición a conductas perjudiciales para la salud fue superior entre los hombres que entre las mujeres. Las dietas pobres en frutas y vegetales, el tabaquismo, el consumo elevado de alcohol y la inactividad física estaban asociados con probabilidades más elevadas de padecer el síndrome.

Según los científicos, una posible explicación es que la exposición prolongada al estrés laboral podría afectar al sistema nervioso. De forma alternativa, el estrés crónico podría reducir la resistencia biológica y por ello alterar el equilibrio fisiológico del organismo.

Los investigadores concluyen que el estudio proporciona una prueba de la verosimilitud biológica de que los mecanismos del estrés psicosocial unen las situaciones estresantes de la vida cotidiana con la enfermedad cardiaca.