11 de julio de 2020
22 de junio de 2006

Un estudio revela una incidencia de anomalías cromosómicas del 1,5% en óvulos donados

Un estudio revela una incidencia de anomalías cromosómicas del 1,5% en óvulos donados

MADRID, 22 Jun. (EUROPA PRESS) -

El grupo de clínicas privadas ANACER (Asociación Nacional de Clínicas de Reproducción Asistida) ha presentado un trabajo sobre incidencia de anomalías cromosómicas en donantes de óvulos no pacientes, que constituye la mayor estadística mundial en cariotipos, en el que se ha detectado un 1,5% de anomalías.

El doctor Simón Marina, coordinador del trabajo y Director Médico del Instituto de Reproducción CEFER de Barcelona, aseguró que, con este trabajo se garantizar a las pacientes "que la donante de óvulos no es portadora de anomalías cromosómicas que pueden afectar a su fertilidad y suponen riesgo de abortos o malformaciones".

El estudio, titulado "Cariotipo en 2.260 donantes de óvulos", ha sido presentado en Praga durante el XXII Congreso de la Sociedad Europea de Reproducción y Embriología Humana (ESHRE) y se ha realizado en aproximadamente tres meses por el doctor Simón Marina y los doctores R. Bernabeu, J. Peña, J. López Gálvez, J.M. Sillero, V. Montañana, M. Ruiz, E. Veiga y R. Lafuente.

Las causas frecuentes de esterilidad y de abortos son las alteraciones cromosómicas, por lo que en la donante de óvulos joven y sin hijos es fundamental estudiar el cariotipo y descartar que lo tengan alterado, explicó el coordinador del estudio.

Según estos expertos, este análisis cromosómico, es una prueba que se realiza para identificar anomalías cromosómicas como causa de malformaciones o de enfermedad. Un análisis de sangre permite detectar si el número de cromosomas es el correcto (23 pares, es decir, 46) y detectar cambios cromosómicos estructurales como inversiones o translocaciones.

El examen se puede realizar a través de una muestra de sangre, explicó el doctor Marina. La muestra se deja crecer en un cultivo de tejido en el laboratorio y luego las células se seleccionan, los cromosomas se tiñen y se observan bajo el microscopio. Las células se fotografían para obtener un cariotipo que muestre la disposición de los cromosomas.