12 de julio de 2020
27 de mayo de 2006

Existen medicamentos que pueden usarse para enmascarar el dopaje en cualquier farmacia, según un experto

Existen medicamentos que pueden usarse para enmascarar el dopaje en cualquier farmacia, según un experto

MADRID, 27 May. (EUROPA PRESS) -

No hay que recurrir al mercado negro para encontrar sustancias con efectos dopantes y susceptibles, por tanto, de que en un control antidopaje den un resultado "positivo", ya que al no estar prohibidas pueden encontrarse en cualquier farmacias.

En declaraciones a Europa Press Televisión, el jefe del departamento técnico del Consejo General de Colegios Oficiales Farmacéuticos, Santiago Cuellar, explicó que estos medicamentos pueden usarse para "enmascarar" el dopaje o "mejorar el rendimiento del atleta" y están al alcance de cualquier deportista.

Cuellar aseguró que existen en el mercado "una amplia serie" de fármacos que son susceptibles de modificar las condiciones del deportista, no sólo incrementando el rendimiento deportivo sino a veces cambiando determinadas condiciones o enmascarando el uso de otras sustancias".

Precisamente por eso, los farmacéuticos disponen de una lista de medicamentos --elaborada por el Consejo General de Colegios Oficiales Farmacéuticos-- que podrían ser usados como 'doping'. Cada vez que alguien acude a la farmacia y pide uno de esos medicamentos, "salta una alerta que avisa al farmacéutico de que ese medicamento es susceptible de ser usado para dopaje", explicó Cuellar.

"Recomiendo a cualquier deportista que acuda a una competición que acuda a una farmacia y pregunte: ¿Puedo tomar este medicamento?, ¿En tu base de datos aparece como potencialmente dopante?. Es una forma bastante rápida de conocer la situación del medicamento", apuntó.

LA CAFEÍNA TAMBIÉN ES DOPAJE

El problema es que en muchas ocasiones es difícil para el farmacéutico saber el uso que va a hacer del medicamento el cliente que se lo solicita. "Broncodilatadores, que son utilizados por personas asmáticas, utilizados por otras personas pueden ser dopantes, y la cafeína, por ejemplo, está prohibida a partir de una determinada concentración en orina", explicó. Además, las técnicas de dopaje se han refinado en los últimos años.

"No solamente hay dopaje con sustancias, con medicamentos, también hay dopaje con autotransfusiones. Es decir, a las personas se les extrae sangre en unas condiciones especialmente adecuadas, como por ejemplo cuando se encuentran a gran altura, y luego se les vuelve a inyectar, se les autrotransfunde", recalcó.

El Congreso de los Diputados está gestionando un proyecto de ley orgánica sobre la protección de la salud y la lucha contra el dopaje y, actualmente, existe una regulación que determina qué sustancias son consideradas como dopantes y cuáles no lo son. "El Consejo apoya decididamente el contenido de esa ley", confirmó Cuellar.