8 de julio de 2020
22 de febrero de 2006

Un experto del CNB cree que no hay que bajar la guardia pero tampoco llegar a la "histeria"

Un experto del CNB cree que no hay que bajar la guardia pero tampoco llegar a la "histeria"

MADRID, 22 Feb. (EUROPA PRESS) -

La aparición de casos de gripe aviar dentro de la UE hace que no haya que bajar la guardia pero tampoco se debe caer en la "histeria", porque el contagio de aves a humanos es muy difícil, según explicó hoy Juan Ortiz, biólogo del Centro Nacional de Biotecnología.

Ortiz reconoció que la aparición de casos dentro de la UE es un salto respecto a la situación anterior, pero "predecible". "Teníamos focos de gripe aviar en aves domésticas en Rumania, por ejemplo, que aunque no es de la UE si está dentro del continente y, por tanto, las posibilidades de una transmisión, bien sea por aves migratorias o por otro procedimiento, estaban ahí", explicó en declaraciones a RNE que recoge Europa Press.

También calificó de "preocupante" la aparición del virus en una paloma, "como lo es que se haya detectado en distintas especies de aves migratorias", pero insistió en que la transmisión de aves a humanos es muy difícil. "De hecho, ha habido muy pocos casos en humanos en comparación con los millones de casos que ha habido en aves domésticas. Ha de producirse un contacto muy estrecho, muy directo, entre el ave infectada y el humano, y eso es menos probable cuando se trata de aves migratorias, silvestres, con las cuales estamos mucho menos en contacto en general", explicó.

A su juicio, con las precauciones adecuadas es "evitable" el contagio de las aves domésticas al ser humano, aunque admite que el problema es que hay un riesgo mucho mayor en otros países donde el contacto entre aves silvestres o domésticas y humanos es mucho más intenso.

Finalmente, se mostró contrario a la vacunación masiva de aves, como plantean Francia y Holanda, porque la vacunación antigripal en aves no es cien por cien efectiva. "Aunque uno vacune todas las aves no todas van a estar protegidas --agregó--, y el virus puede replicar de una manera subclínica, no producir la muerte del ave pero estar ahí, y entonces no nos damos cuenta que está". Como medidas de prevención más efectivas, defendió el exterminio de aves en granjas infectadas y su limpieza, así como en una zona de seguridad alrededor y el control de movimiento de las aves.