7 de julio de 2020
16 de febrero de 2006

Experto dice que la cronoterapia aplicada a los fármacos mejora el diagnóstico y los tratamientos de las enfermedades

SEVILLA, 16 Feb. (EUROPA PRESS) -

El director del Laboratorio de Bioingeniería y Cronobiología de la Universidad de Vigo, Ramón Hermida, abogó hoy en Sevilla por administrar los fármacos atendiendo a los biorritmos que dictan el funcionamiento del organismo humano, ya que, según explicó, con esta técnica (denominada cronoterapia) "conseguiríamos optimizar la eficacia que aportan cada medicamento, así como avanzar en la prevención, diagnóstico y tratamientos de las patologías".

Según explicó este experto, el mecanismo básico en el que se sustenta la cronobiología aplicada a los fármacos es en la "certeza" de que para determinadas patologías es mejor administrar el fármaco a la hora concreta en la que el pico de la enfermedad está actuando con mayor virulencia.

Así, y a modo de ejemplo, expuso que en los casos de asma "está comprobado que el paciente sufre mayores crisis en horario nocturno, entre otros factores por la obstrucción que sufren los bronquios". De esta forma, el uso de los broncodilatadores durante la noche reduciría esas crisis asmáticas.

Hermida, que destacó que el Hospital Clínico de Santiago de Compostela "ya lleva siete años investigando de forma monográfica en esta cuestión", sostuvo que la cronoterapia haría las veces de "una receta a la carta", por lo que subrayó la importancia de que el médico "comience a recetar no sólo en función del tipo de fármaco y la dosis, sino de la hora más eficaz en la que ha de tomarse".

En la misma línea, este experto expuso el caso de los pacientes hipertensos "que en un 92 por ciento de los casos reciben sus dosis únicamente en horario de mañana". Esta consideración, detalló, "contrasta con el hecho de que sabemos que la presión nocturna es mucho mejor para medir los parámetros de hipertensión y, de forma concluyente el riesgo de sufrir un infarto".

"El mismo fármaco administrado a horas distintas del día es más o menos eficaz, además de que tiene un mayor o menor número de efectos secundarios", argumentó el director del Laboratorio de Bioingeniería de la Universidad de Vigo, quien aclaró que estos condicionantes se deben "a las variaciones biológicas que se dan en el individuo en función de la hora del día, así como a las características cinegéticas de los propios fármacos que también dependen del horario en que se administren".

NUEVA FORMA DE TRATAR A LOS PACIENTES

"La cronoterapia plantea, por ejemplo, una nueva forma de tratar a los pacientes hipertensos, consiguiendo para ellos un menor riesgo cardiovascular, de hipertensión arterial y reduciendo las posibilidades de que en los cinco años siguientes pueda sufrir un infarto", insistió.

En la misma línea, el director de la revista especializada '7 Días Médicos', Juan Manuel Barberá, se refirió a los beneficios que esta técnica de administración de fármacos supondría para las personas que sufren 'jet-lag' o 'síndrome del lunes', "ya que estas personas están sujetas permanentemente a cambios de horario en su trabajo que suelen derivar en malestar general o trastornos del sueño y del apetito", entre otras disfunciones.

Barberá señaló también que "científicamente está comprobado que los infartos de miocardio se producen con mayor frecuencia los lunes entre las 7.00 y las 11.00 horas de la mañana", al tiempo que destacó que "la salud y la enfermedad depende también del ritmo biológico de cada persona".

DESECHAR EL VIEJO PARADIGMA

"Hay que desechar el viejo paradigma de que existen constantes vitales en el cuerpo humano, ya que éstas son variables como por ejemplo la presión arterial que varía en función de si estamos en horario de mañana, tarde o noche", afirmó.

Por todo ello, ambos expertos abogaron por impulsar la cronoterapia en la administración de fármacos, aspecto, reconocieron, "que resulta difícil si no se estrechan los lazos médico-paciente y se someten al cumplimiento terapéutico", concluyeron.