7 de julio de 2020
24 de marzo de 2006

Un experto minimiza la influencia del cambio climático en los desastres naturales

Un experto minimiza la influencia del cambio climático en los desastres naturales

PALMA DE MALLORCA, 24 Mar. (EUROPA PRESS) -

El director general de Emergencias del Govern, Joan Pol, rechazó hoy que el crecimiento significativo de los daños materiales y humanos producidos en las últimas décadas en Europa y en Balears por los fenómenos naturales se deba esencialmente al cambio climático y advirtió que existen otras razones a tener en cuenta para explicar este repunte.

Pol hizo hoy estas declaraciones durante el acto de celebración del Día Meteorológico Mundial en Baleares, que conmemora el convenio por el que se creó la Organización Meteorológica Mundial en 1950 y que este año contó como tema principal la prevención de los desastres naturales y la atenuación de sus efectos.

Pol subrayó que el aumento del nivel de vida, la concentración de la población o la construcción de infraestructuras y bienes en lugares privilegiados desde un punto de vista lúdico, pero con existencia de riesgos naturales, han contribuido también a aumentar los daños registrados por estos fenómenos.

"Se ha atribuido sin probada justificación al cambio climático", subrayó el responsable de la Conselleria de Interior, quien detalló que otras causas también han aumentado estos daños, como el crecimiento de la movilidad por carretera o tren o el desarraigo por parte de la población de las características naturales de los lugares donde habitan o se instalan y de sus riesgos.

Asimismo, Pol se refirió a que existe una falta de concienciación y educación de la población ante el riesgo de un fenómeno natural, como un tornado o un temporal de viento, con las consecuentes actuaciones incorrectas e imprudentes.

Durante su conferencia, Pol abogó por conocer con más exactitud las verdaderas razones de este aumento del riesgo de daños por un fenómeno natural a través de un desarrollo eficaz de la prevención y de las estrategias de atenuación de sus efectos.

En este sentido, comentó que la comunidad internacional ya ha reconocido la necesidad de mejorar la comprensión de los procesos físicos vinculados con los diversos riesgos naturales, así como un mejor análisis de su impacto sobre las construcciones y su posible vulnerabilidad.

También se ha admitido que los sistemas de predicción y alerta deben ser más exactos, claros, comprensibles, fiables y puntuales, así como que, actualmente, son insuficientes las herramientas necesarias para poder evaluar íntegramente el riesgo y establecer los procedimientos para su reducción.

Con todo ello, el director general concluyó que, para lograr un grado satisfactorio del conocimiento de los riesgos, su análisis y su gestión, es necesario un estudio previo a nivel técnico y científico.

Asimismo, abogó por la existencia de una sola autoridad inequívoca para los avisos oficiales de alerta o activación.