6 de julio de 2020
17 de marzo de 2006

Un experto minimiza el riesgo de gripe aviar en España procedente de aves migratorias

BADAJOZ, 17 Mar. (EUROPA PRESS) -

El doctor José Manuel Sánchez Vizcaíno, miembro del Comité Científico de la Agencia Española de Seguridad Alimentaria, minimizó ayer por la tarde en Badajoz el riego de que en España se produjese un caso de gripe aviar en la próxima primavera, coincidiendo con el retorno masivo de aves desde África hacia el centro y norte de Europa.

Sánchez Vizcaíno, que también es miembro del Comité Científico de la Comisión de Sanidad y Bienestar Animal de la Autoridad Europea de Seguridad Alimentaria y desempeña su labor profesional como catedrático de Sanidad Animal de la Universidad Complutense de Madrid, lanzó un mensaje de calma sobre la incidencia en nuestro país de la gripe aviar en el transcurso de un conferencia organizada por el Colegio Oficial de Veterinarios de Badajoz.

El experto aseguró que el riesgo africano "no va a ser tanto como en principio pensábamos", puesto que a pesar de haberse detectado casos de gripe aviar en cuatro países de ese continente, la epidemia animal "casi no se ha extendido", apuntó.

Además, consideró que las peculiaridades de la vuelta de las aves migratorias hacia Europa benefician a España. El regreso de las aves desde África se realiza "en forma de abanico", dijo, con lo que las vías de paso son más amplias y la gran mayoría de las aves no sobrevolarán el país.

Asimismo, el retorno es "más rápido", con menos paradas en el camino, y éste se producirá en una época en la que en España empiezan a subir las temperaturas, condiciones climáticas en las que el virus se inactiva.

Por todo ello, el doctor Sánchez Vizcaíno señaló que "existen muchas probabilidades de que no pase nada en España en el camino de vuelta de las aves", al tiempo que opinó que en todo caso la situación podría ser más preocupante en el centro o norte de Europa, no ya en el sur.

TASA DE INFECCIÓN "MUY BAJA"

Por otro lado, el profesor de la Universidad Complutense de Madrid insistió en que la capacidad infecciosa de la gripe aviar es "muy reducida en un ser humano", resaltó. Así, indicó que por cada millón de aves infectadas se produce un caso de infección en un humano.

Sin embargo, explicó, el caso de que una persona pueda ser infectada no significa que tenga que desarrollar forzosamente la enfermedad, del mismo modo que padecer la enfermedad no es sinónimo automático de muerte.

"Además de que la tasa de infección de la gripe aviar en humanos es muy baja, la tasa de desarrollar la enfermedad a partir de una infección se reduce un 50 por ciento más, así como la probabilidad de morir al padecer la enfermedad en el continente europeo vuelve a disminuir entre un 40 y un 50 por ciento más", manifestó.

El doctor Sánchez Vizcaíno estimó que la comunidad científica no ha sabido transmitir a la sociedad la diferencia entre "la gripe aviar, enfermedad que es una realidad y que tenemos a las puertas, y el potencial pandémico en los seres humanos del que tanto se habla y del que no sabemos ni siquiera si en algún momento se llegará a producir", expuso.

Por eso, consideró como "no muy adecuadas" las medidas de retirar de los parques públicos de algunas ciudades las aves silvestres que existen en su entorno, al asegurar que durante el periodo de cautividad la salud del animal se puede agravar y puede llevarle incluso hasta la muerte. "No se puede abusar de refugiar indefinidamente a unas aves acostumbradas a vivir en libertad", precisó.

Por último, detalló cómo se está llevando a cabo en España el plan de alerta contra la gripe aviar, del que dijo que se realiza "en base al análisis de riesgo". Es decir, "ir valorando en cada momento el riesgo de un determinado peligro y adecuar las actuaciones de contención al riesgo real, controlado minuto a minuto", concluyó.

"SIN TEMOR"

Por su parte, el director general de Explotaciones Agrarias de la Junta de Extremadura, Juan Carlos Antequera, subrayó que la situación de la región extremeña es "la más baja en cuanto a posibilidades de tener algún caso positivo de gripe aviar".

Según aclaró, Extremadura no está dentro de las grandes zonas migratorias de aves, "que se encuentran más al oeste", ni posee humedales de riesgo, ni registra grandes explotaciones al aire libre o explotaciones ecológicas avícolas.

De ahí que, aunque afirmó que se deben seguir escrupulosamente las medidas de contención planteadas por el Gobierno y la Unión Europea, se puede decir que en Extremadura "se está trabajando sin ningún tipo de temor", aseveró.