5 de julio de 2020
19 de junio de 2006

Expertos afirman que algunos primates utilizan sus conocimientos sobre el clima para alimentarse

Expertos afirman que algunos primates utilizan sus conocimientos sobre el clima para alimentarse

MADRID, 19 Jun. (EUROPA PRESS) -

Algunos primates pueden utilizar sus conocimientos sobre el clima como una herramienta para guiar su conducta de búsqueda de fruta madura para alimentarse, Según un estudio de la Universidad de San Andrews en Escocia (Reino Unido) que se publica en la revista 'Current Biology'.

Los científicos estudiaron un grupo de simios mangabeyes de mejillas grises salvajes desde el amanecer hasta el anochecer durante 210 días en su hábitat natural de selva tropical en el bosque de Kibale, en Uganda. Los científicos obtuvieron un registro casi completo sobre su forma de búsqueda de comida en relación con sus alimentos favoritos, los higos.

Los datos mostraron que los monos fueron más propensos a visitar en repetidas ocasiones las higueras en las que ya habían encontrados antes la fruta después de un periodo cálido y de días soleados que después de un periodo frío y de días nubosos. La temperatura y la radiación solar aceleran la maduración de los frutos y de las larvas de insectos que se encuentran dentro.

Los investigadores pudieron mostrar que las condiciones meteorológicas pasadas, en oposición a las pistas sensoriales como el olor de la fruta madura, explicaban la conducta observada en los simios.

Según los científicos, estos descubrimientos son consistentes con la idea de que los simios toman decisiones para buscar los alimentos en función de recuerdos episódicos de si el árbol tenía o no fruta previamente, en combinación con el conocimiento de las condiciones climáticas recientes y presentes y un entendimiento más generalizado de la relación entre la temperatura y la radiación solar y la tasa de maduración de la fruta y las larvas de los insectos.

Los autores señalan que estos descubrimientos también son consistentes con la idea de que la evolución de las habilidades cognitivas de los primates es resultado, al menos en parte, de los cambios ecológicos asociados con la búsqueda de alimentos que varían en cuanto a su accesibilidad tales como la fruta madura.