6 de julio de 2020
6 de septiembre de 2006

Expertos analizan los movimientos geológicos profundos y superficiales de la península para predecir catástrofes

SEVILLA, 6 Sep. (EUROPA PRESS) -

Un grupo de científicos andaluces, pertenecientes a la universidades de Granada (UGR), Pablo de Olavide (UPO) de Sevilla, Cádiz (UCA) y Jaén (UJA), forman parte de un "ambicioso" proyecto del Ministerio de Educación y Ciencia (MEC) que pretende conocer el conjunto de las características topográficas de la península a partir del análisis integrado de la estructura de la corteza y litosfera subyacentes.

En un comunicado remitido a Europa Press, Andalucía Investiga indicó que este estudio incluye los márgenes marinos y el Mar de Alborán, mediante la creación y gestión de una base datos geológicos y geofísicos con una resolución sin precedentes.

Bajo el nombre de 'Topo-Iberia', este proyecto liderado por el Instituto de Ciencias de la Tierra Jaume Almera del Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC) tiene como objetivo principal la comprensión del funcionamiento de la dinámica de la Tierra para conseguir la mitigación de riesgos geológicos, así como generar pautas para el mejor diseño de políticas de uso del suelo y la construcción de infraestructuras en nuestro país.

En su desarrollo se han establecido tres ámbitos prioritarios de actuación, los bordes Sur y Norte de la placa Ibérica (Sistema Bético-Rifeño y Sistema Pirenáico-Cantábrico) y su núcleo central (Meseta-Sistemas Central e Ibérico), en las que se pretende abordar la evolución 4D de la placa ibérica y de su superficie topográfica.

Concretamente, los especialistas integrados en el grupo formado por la UGR y UPO centrarán su labor en la zona sur, compuesta por la Cordillera Bética, el Mar de Alborán y el norte de Marruecos.

Según explicó el profesor del Área de Geodinámica Interna de la UPO, Juan Carlos Balanya Roure, "vamos a trabajar en las provincias de Málaga, Cádiz, Granada y en el norte de Marruecos para el estudio de la sismicidad y poder así tratar los datos geológicos".

"Todo ello nos va a permitir reconstruir los movimientos ocurridos durante los últimos 24 millones de años. Hay que tener en cuenta que el relieve es el resultado final de una evolución geológica muy prologada en el tiempo por lo que para entenderlo hay que analizar los fenómenos producidos en esto últimos millones de años", aseveró.

MODERNO SISTEMA GPS

Para ello se dispondrá de un moderno sistema de GPS que permitirá un seguimiento continuo y una red sísmica a partir de la cual se podrán obtener imágenes de la estructura de la corteza y litosfera.

Por otra parte, se dispondrá de una amplia malla instrumental, sin antecedentes hasta la fecha que cubriría la península ibérica (incluyendo la zona Norte Africana) y en la que se implementaría una instrumentación sísmica que va permitir el registro de terremotos locales, regionales y telesismos (terremotos muy distantes).

Enmarcado dentro del programa Consolider-Ingenio 2010, una iniciativa que financia el Ministerio de Educación y Ciencia por un período de cinco años a grupos de calidad y con capacidad para liderar el anclaje del sistema de Ciencia y Tecnología supone "la incorporación de la comunidad a la primera línea de la investigación internacional, marcada por macroiniciativas equiparables como Topo-Europe/EuroArray en Europa o el programa Earthscope ya en curso en Estados Unidos".