6 de julio de 2020
22 de febrero de 2006

Expertos no logran un acuerdo sobre la petición de Francia y Países Bajos de vacunar a sus pollos

Expertos no logran un acuerdo sobre la petición de Francia y Países Bajos de vacunar a sus pollos

BRUSELAS, 22 Feb. (EUROPA PRESS) -

Los expertos veterinarios de la Unión Europea (UE) no lograron ayer alcanzar un acuerdo sobre las peticiones que presentaron Francia y Países Bajos para vacunar a sus pollos de manera preventivas contra el contagio de gripe aviar. La reunión continuará mañana con la presentación por parte de la Comisión Europea de dos propuestas preliminares para otorgar esta autorización en base a una serie de criterios.

El portavoz de Salud y Protección al Consumidor, Philip Tod, informó de la ausencia de acuerdo en una declaración al término del Comité Permanente de la Cadena Alimenticia y Salud Animal que analizó las peticiones francesa y holandesa para vacunar de manera masiva a sus aves.

Tod indicó que la presentación de los planes nacionales de vacunación "fue seguida de una discusión positiva por parte del Comité sobre detalles técnicos y científicos, debido a que se trata de los primeros programas de vacunas contra el virus H5N1 que se proponen en la UE". "En base a las discusiones de hoy, la Comisión considerará propuestas para aprobar los planes y para fijar unas condiciones específicas que deben cumplirse", agregó.

El plan holandés prevé vacunar a las aves empleadas como mascotas y a gallinas ponedoras que vivan en un terreno abierto solamente de manera voluntaria y como un requisito alternativo al encierro de las aves, explicó la Comisión Europea.

Por su parte, Francia propuso vacunar a patos y gansos en los departamento de las Landas, Loira y Vendée, consideradas áreas de alto riesgo de gripe aviar. La campaña de vacunación empezaría "inmediatamente" y duraría hasta el 1 de abril de 2006, un periodo en el que las autoridades francesas pretenden inmunizar a unas 900.000 aves.

Las delegaciones holandesa y francesa subrayaron que también pondrán en marcha medidas de vigilancia y control sobre las aves que sean vacunadas. Entre ellas, el uso aves no vacunadas como "centinelas" para detectar la existencia de un brote de gripe aviar entre la población avícola vacunada o la aplicación continua de las medidas de bioseguridad que se ya se han puesto en marcha.

Estos son los argumentos que utilizaron Francia y Países Bajos para convencer al Comité Permanente sobre la conveniencia de prevenir el contagio de gripe aviar en las aves de corral europeas mediante la vacunación preventiva. De momento, los expertos de los 25 Estados miembros continúan el debate en el seno del Comité sobre las bondades de este método preventivo.

Entre las ventajas figura el hecho de que la expansión de la enfermedad sería más lenta en aves vacunadas y entre las desventajas se encuentra el temor a que el virus se haga resistente a la vacuna o que sea imposible detectar si la presencia del virus en un ave se debe a un contagio o a que estaba vacunada, explicaron fuentes comunitarias.