5 de julio de 2020
19 de octubre de 2006

Expertos recomiendan el consumo diario de betaglucano, procedente del salvado de avena, para reducir el colesterol

MADRID, 19 Oct. (EUROPA PRESS) -

Cerca de un centenar de estudios realizados en todo el mundo y especialmente en Estados Unidos y Gran Bretaña relacionan el consumo de betaglucano, procedente del salvado de la avena, con la reducción del colesterol, según informó hoy en Madrid el profesor titular de Medicina Interna del Departamento de Medicina Interna del Hospital Universitario Reina Sofía de Córdoba, José López-Miranda.

El principal mecanismo de acción del betaglucano para la reducción de los niveles de colesterol se debe a su capacidad para fijar ácidos biliares en el intestino, aumentando su eliminación por las heces. Como los ácidos biliares, necesarios para la digestión de los alimentos, se sintetizan en el hígado a partir de colesterol, el hígado tiene que producir más y para ello utiliza el colesterol de la sangre, con lo que finalmente se reducen los niveles de colesterol.

El colesterol es un tipo de grasa producida por el hígado y es necesario para regular funciones orgánicas. El colesterol, se transporta por la sangre junto a las lipoproteínas. Si el colesterol es elevado (más de 200 mg/dl) estamos hablando de hipercolesterolemia.

Según un estudio realizado por la Sociedad Española de Arterosclerosis (SEA), la mitad de la población española presenta valores del colesterol en sangre elevados aunque desconoce este hecho. Con la disminución de tan sólo un 1-2% en los niveles de colesterol se puede reducir la mortalidad coronaria en un 2 a 4%, lo que en España podría significar una reducción de 800 a 1.600 muertes al año.

López-Miranda explicó que el betaglucano es el principal componente de la fibra de granos de cereales como la avena, fundamentalmente, y la cebada. Para reducir los niveles de colesterol en un 5%, como mínimo, se debe consumir al menos 3 g/día de betaglucano de avena.

ESTUDIOS

Según un estudio realizado por la Sociedad Española de Arterosclerosis (SEA), la mitad de la población española presenta valores del colesterol en sangre elevados aunque desconoce este hecho. Con la disminución de tan sólo un 1-2% en los niveles de colesterol se puede reducir la mortalidad coronaria en un 2 a 4%, lo que en España podría significar una reducción de 800 a 1.600 muertes al año.

El grupo de expertos americanos del 'National Cholesterol Education Program' (NCEP), encargado de preparar las recomendaciones nutricionales para reducir los niveles de colesterol, ha incluido por primera vez en su lista el consumo de avena por su alto contenido en betaglucano, un tipo de fibra soluble.

Por su parte, la Food and Drug Administration (FDA) americana tiene registrado el salvado de avena como el primer alimento que reduce el colesterol.

De Groot y col. fueron los primeros en publicar que el consumo de avena daba lugar a una disminución de los niveles de colesterol en sangre. Así, en 1992, Rispin y su equipo revisaron todos los estudios publicados hasta ese momento y llegaron a la conclusión de que la fibra soluble de la avena producía este efecto. Se concluyó que el consumo diario de unos 3 g de fibra soluble de avena reducía el colesterol sanguíneo en unos 5.9 mg/dL en personas con niveles normales de colesterol y en 18.6 mg/dL personas con hipercolesterolemia.

Asimismo, en 1999, el Departamento de Nutrición de la Escuela de Salud Pública de Harvard (Boston), realizó un meta-análisis de 67 estudios controlados para cuantificar el efecto de fibras solubles como el betaglucano de la avena en la reducción de los niveles de colesterol. Los resultados demostraron que la ingesta diaria de 3 g de fibra soluble procedente de la avena reducía los niveles de colesterol gracias a su alto contenido en betaglucano.