6 de julio de 2020
28 de junio de 2006

Expertos recomiendan proteger la piel y los ojos del sol y agentes infecciosos durante la época estival

Expertos recomiendan proteger la piel y los ojos del sol y agentes infecciosos durante la época estival

MADRID, 28 Jun. (EUROPA PRESS) -

La piel y los ojos deben ser protegidos frente al sol y a agentes infecciosos, especialmente en la época estival, con el fin de evitar en un 90 por ciento las enfermedades relacionadas con la piel y reducir la incidencia de casos de conjuntivitis, que en verano se incrementa un 30 por ciento.

Así lo pusieron de manifiesto los responsables de la campaña 'Bronceado Saludable', organizada por la Fundación Eroski, a través de Idea Sana Eroski en colaboración con la Asociación Española contra el Cáncer (AECC) y la Fundación Visión de Optometría Internacional (COI), que tiene el objeto de informar a la población del peligro al que pueden conducir ciertas acciones que se convierten en hábitos con la llegada del verano.

Para ello, llevará a cabo actividades en los 82 hipermercados que la compañía tiene en todo el país: se editarán y repartirán 300.000 folletos prácticos y sencillos; se instalarán stands informativos en sus instalaciones.

Durante la presentación de la campaña, la presidenta de la Fundación Visión de Optometría Internacional, Marisol García Rubio, explicó que las principales fuentes de riesgo para los ojos en verano son la radiación solar, los agentes tóxicos para el cuidado de las piscinas, las bacterias y los traumatismos oculares deportivos.

Las enfermedades que el sol puede causar en los ojos son, básicamente, la queratitis superficial y las cataratas, mientras que el uso de las piscinas puede dar lugar a conjuntivitis por clamideas, conjuntivitis irritativas y conjuntivitis bacteriana.

"Se deben utilizar unas gafas de sol adecuadas al tipo de radiación solar --comentó--. Particularmente, en está época es recomendable la lente bipolar. Además, es importante lavarse los ojos con suero fisiológico tras sumergirse en una piscina, y también es muy importante proteger a los menores de ambas situaciones.

MÁS PROTECCIÓN PARA MENORES, MAYORES Y EMBARAZADAS

Por su parte, Elena Segura, responsable de la prevención de enfermedades de la piel de la Asociación Española contra el Cáncer, subrayó que menores, ancianos y embarazadas deben usar siempre una factor de protección solar para la piel superior a 25. "Hay que tomar el sol de forma progresiva y evitarlo entre el medio día y las cuatro de la tarde, beber agua con regularidad y tener una alimentación variada", indicó.

De esta forma podría reducirse la incidencia de los dos tipos de cáncer de piel relacionados con la radicación solar: el carcinoma basocelular y el melanoma. Finalmente, Segura advirtió de que la protección de la piel también ha de cuidarse en zonas de montaña y recordó que la radiación a mayor altura, así como a mayor cercanía al Ecuador.