12 de julio de 2020
23 de julio de 2006

Expertos recomiendan secar los pies después del baño como medida contra los hongos

MADRID, 23 Jul. (EUROPA PRESS) -

La jefa de la sección de Dermatología del Hospital 12 de Octubre de Madrid, Aurora Guerra, recomendó hoy secar bien los pies después del baño en la piscina o en el mar, con especial atención a los espacios interdigitales, para evitar el contagio de hongos, una infección que aumenta su incidencia en la época estival debido al calor, la humedad y el sudor.

En declaraciones a Europa Press, insistió en que el "cambio en los estilos de vida" que se produce mayoritariamente en verano ofrece un caldo de cultivo favorable a la proliferación de esta enfermedad, especialmente entre los colectivos de jóvenes y de personas mayores.

El más común es el denominado 'pie de atleta', una infección que "aparece entre los dedos de los pies y en los pliegues cercanos a las uñas". Pero también pueden surgir en las uñas, "que empiezan a despegarse y a aumentar de grosor, donde resultan más difíciles de eliminar".

Además, para evitar el contagio de estos microorganismos, la doctora Guerra añadió que el uso de calzado para las piscinas y algún polvo fungicida en los pies es bastante recomendable.

Asimismo, señaló la necesidad de acudir al especialista en el caso de tener la sospecha de haberse contagiado, ya que los hongos no molestan y que muchas personas "no los descubren hasta que llega el verano". De no tomar precauciones, "podrían estar contagiando a su familia o vecinos", aseguró.

Los factores que deben levantar las sospechas y decidir a un paciente a consultar con el dermatólogo serían: tener descamaciones en la piel, roja o arrugada. No obstante, en las uñas son más fácilmente identificables debido a que causan deformaciones, cambio de color en las esquinas, que se tornan blanquecinas o parduscas, aumento de grosor o la aparición de estrías y que se "desmenuzan" poco a poco.

OTROS CUIDADOS PARA LA PIEL Y EL CABELLO

Los hábitos veraniegos también pueden causar un deterioro de la capa externa de la piel, que se vuelve más seca y débil debido a la exposición al sol y al calor.

Para evitarlo, Guerra insistió en la necesidad de utilizar siempre una crema protectora antes de la exposición y una hidratante o un aceite solar después de haberse dado una ducha "con agua fresca". Estos cuidados se repiten en el caso de los niños, a quienes conviene proteger la cabeza y los ojos con gafas de sol.

Sin embargo, recordó que el sol también tiene una función beneficiosa sobre la piel, puesto que hace que la mayoría de las personas que padecen psoriasis o dermatitis atópica vean mejorar su dolencia en estas fechas. "Hay que aprovechar las virtudes del sol en estos pacientes que padecen alguna de estas enfermedades cutáneas", subrayó.

CUIDADOS PARA EL PELO

Para el cabello, sugirió que lo mejor es aclararlo bien después de cada baño y lavarlo con un champú suave y utilizar crema para finalizar, ya que el pelo también se seca más y se vuelve más quebradizo. Especial atención deben llevar las personas rubias, a las que los productos químicos que se echan en las piscinas pueden llegar a pigmentar su cabello con un tono verdoso.

Por último, la dermatóloga hizo referencia a la cuestión de las picaduras de insectos, más numerosas también en estas fechas, recomendando la utilización de repelentes previamente a la picadura, y de cremas y antihistamínicos para cuidarlas después.

Sobre las erupciones provocadas por el contacto con las medusas, que en algunas zonas del litoral español son muy abundantes, señaló la conveniencia de acudir "siempre" al médico "para evitar complicaciones", porque requieren de un "tratamiento especial".