7 de julio de 2020
3 de julio de 2006

Los expertos relacionan la obesidad infantil más con la falta de ejercicio que con problemas en la conducta alimentaria

Los expertos relacionan la obesidad infantil más con la falta de ejercicio que con problemas en la conducta alimentaria

CUENCA, 3 Jul. (EUROPA PRESS) -

La Universidad de Castilla-La Mancha presentó hoy, en los cursos de verano, un informe sobre 'Obesidad: presente y futuro de una epidemia', donde relaciona que el aumento de la obesidad infantil está más relacionado con el escaso ejercicio que con una mala alimentación.

El estudio, realizado por el Centro de Estudios Sociosanitarios desde 1992 y dirigido por Vicente Martínez Vizcaíno, explica que los niños se están alimentando razonablemente bien pero que se está produciendo un fenómeno paradójico y consiste en la constatación de que se comen menos calorías y la obesidad está aumentando.

La investigación demuestra que el aumento de la obesidad no viene dado sólo por problemas en la conducta alimentaria, sino por una disminución de la actividad física. Por ello, la propuesta de los investigadores consiste en que los niños abandonen la vida excesivamente sedentaria, y que hagan más actividad física.

El estudio se ha desarrollado con más de mil niños procedentes de 20 colegios de otros tantos municipios de mayor población de la provincia de Cuenca, donde se dividieron en dos grupos: los niños que realizaron más actividad física extraescolar y en otro los que menos. Al cabo de un año de trabajo, se observado cómo el aumento del ejercicio físico ha favorecido tanto la disminución de la grasa corporal como el aumento del colesterol bueno.