6 de julio de 2020
10 de enero de 2006

La FAO niega que el virus de la gripe aviar detectado en México pueda trasmitirse a los humanos

La FAO niega que el virus de la gripe aviar detectado en México pueda trasmitirse a los humanos

CIUDA DE MEXICO, 10 Ene. (EUROPA PRESS) -

La Organización de Naciones Unidas para la Agricultura y la Alimentación (FAO) negó hoy que el virus de la gripe aviar detectado en México pueda ser transmitido a humanos y rechazó que los casos en Turquía signifiquen que haya una mutación.

"En México ha habido un virus distinto, mucho menos patógeno y no hay ninguna información de que el virus mexicano afecte al humano" , declaró el jefe de Enfermedades e Infecciones del Servicio de Salud Animal de la FAO, Juan Lubroth.

Sin embargo, reconoció que el virus detectado en el sureño estado mexicano de Chiapas es un H5, aunque apuntó que es menos patógeno que el H5N1 que ha causado la muerte de humanos en Asia y se ha extendido a Turquía.

Lubroth recomendó que, como medida de prevención, se cumpla con la vacuna humana, que previene contra el virus H5, H3 y el tipo B.

Además, descartó que la emergencia en Turquía signifique que el virus H5N1 haya mutado para pasar a ser transmisible entre humanos.

EN CONTACTO CON TURQUIA

Dijo que por el momento se mantienen válidas las recomendaciones hechas meses atrás la FAO y otros organismos, como la Organización Mundial de la Salud (OMS) y la Organización Internacional de Epizootias (OIE) para evitar la difusión del virus H5N1.

"Yo creo que todavía la información de hace uno o dos meses es válida (...) lo que sí es cierto es que entre la OMS, la OIE, la FAO y la Unión Europea (UE) estamos alertas y formalmente en contacto diario para ver como se desarrolla la situación en Turquía", señaló Lubroth, quien reconoció que la muerte de al menos tres personas por el H5N1 en el continente europeo crearon alarma en la Unión Europea.

El experto se preparaba a partir esta semana a Turquía, donde ya hay misiones de la FAO, de la OMS, de la OIE y de la Comisión Europea que controlan la situación. Señaló que la situación turca tampoco configura por el momento que el mundo esté a las puertas de una pandemia humana de gripe aviar.

"No tenemos evidencia de que el virus sea transmisible entre humanos, el estado en el que nos encontramos aún con la situación en Turquía no ha cambiado mucho respecto a hace unos meses", insistió.

Respecto a las informaciones extraoficiales según las cuales en China hay ya cientos de muertos por el H5N1, Lubroth dijo no tener informaciones.

VIGILANCIA Y DETECCIÓN

"Sería más apropiado que un médico de la OMS respondiera esa pregunta, pues la FAO no tiene información sobre cientos de muertes en China", pero desde 2004 la FAO ha dicho que ningún país puede considerarse a salvo de la gripe aviar altamente patógena, dijo.

"El cómo y el cuándo del contagio depende de muchos factores, de la vigilancia que los servicios veterinarios tengan para poder detectar y controlar el brote" , afirmó el experto.

Además, subrayó la importancia de la vigilancia adecuada y de la detección inmediata de un eventual brote de la enfermedad como medida fundamental para detener el contagio.

"Todo depende por donde entre el virus, si por contrabando, si por mercado, si por fauna silvestre o por gallos de pelea, mucho depende de esa información y determinación de los riesgos", aseguró.

También se refirió a la importancia de la comunicación correcta y transparente entre los organismos internacionales como la clave para activar un sistema de alerta global.

EUROPA OCCIDENTAL EN PRIVAMEVA

Reconoció que es posible que el virus del H5N1, que ya ha pasado a zonas del Mediterráneo, Asia, del Este de Europa, o Africa pueda arribar a Europa occidental la próxima primavera.

"El virus puede regresar a Europa occidental durante la primavera del Hemisferio norte, cuando las aves migratorias regresan a sus lugares en Europa y Asia", añadió.

"Pero no tenemos datos científicos para ver cual es ese riesgo o cual es la especie responsable o reservorio de este virus" y una vez que se conozca, a través de estudios que se realizan en Africa y Medio Oriente, "tal vez podamos manejar el riesgo mejor" , refirió.

Lubroth recordó que la FAO ha recomendado que las medidas de prevención no sólo incluyan a los animales sino también a los seres humanos.

Se refirió a la bioexclusión, para mantener el virus aislado, y las de biocontención, aplicables en aquellos países contaminados y que necesitan eliminar el virus.

Indicó que el sacrificio de aves silvestres no ayuda a prevenir o a controlar la enfermedad, pues esas especies son un elemento importante del ecosistema que no debe ser amenazado.