5 de julio de 2020
15 de febrero de 2006

Un fármaco utilizado en pruebas de resonancia magnética podría potenciar la quimioterapia anticancerígena

MADRID, 15 Feb. (EUROPA PRESS) -

Un fármaco llamado mangafodipir, utilizado a menudo en la realización de imágenes de resonancia magnética (IRM), podría aumentar las cualidades anticancerígenas de algunos fármacos de quimioterapia a la vez que proteger a las células normales, según un estudio del 'Groupe hospitalier Cochin-Saint Vincent de Paul' de París (Francia) que se publica en 'Journal of the National Cancer Institute'.

Los expertos explican que muchos fármacos anticancerígenos funcionan aumentando los niveles de peróxido de hidrógeno en las células tumorales. Las células cancerígenas son particularmente sensibles a este componente y como resultado mueren. Sin embargo, ciertas enzimas del organismo pueden actuar para proteger a las células de esta clase de daños, convirtiendo ciertos fármacos contra el cáncer en menos efectivos. Además, los fármacos son tóxicos para las células normales.

Según los autores del trabajo, el fármaco mangafodipir, un agente de contraste que se proporciona a los pacientes antes de que pasen por la resonancia magnética, ayuda a promover la producción de peróxido de hidrógeno y al mismo tiempo, aunque por mecanismos biológicos diferentes, protege a las células sanas de los efectos negativos del daño oxidativo.

Los científicos expusieron células tumorales y leucocitos de 10 pacientes de cáncer y leucocitos de seis sujetos control a tres fármacos de quimioterapia (paclitaxel, oxaliplatin y 5-fluorouracil) en presencia o ausencia de mangafodipir. También estudiaron los efectos de mangafodipir sobre células de cáncer de colon en ratones tratados con paclitaxel.

Los investigadores descubrieron que el mangafodipir protegió los leucocitos tomados de voluntarios sanos y los de los pacientes de cáncer. El fármaco también protegió a los ratones tratados con paclitaxel de la infección que podría causar niveles reducidos de leucocitos y ayudó a aumentar la capacidad del fármaco de quimioterapia paclitaxel en ratones contra las células cancerígenas.

Según los científicos, los resultados apoyan la investigación del uso del mangafodipir en pacientes con cáncer, ya que este fármaco podría potenciar los efectos terapéuticos de los agentes anticancerígenos protegiendo a las células normales y aumentando la actividad antitumoral de estos medicamentos.