11 de julio de 2020
17 de abril de 2006

La Federación Española Hemofilia reclama tratamientos que eviten contagios, aunque sean más caros en su Día Mundial

La Federación Española Hemofilia reclama tratamientos que eviten contagios, aunque sean más caros en su Día Mundial

MADRID, 17 Abr. (EUROPA PRESS) -

La Federación Española de Hemofilia reclamó hoy, con motivo del Día Mundial de la Hemofilia, el uso preferente de tratamientos sintéticos en lugar de los derivados del plasma humano para evitar el contagio de enfermedades venéreas, a pesar de su mayor coste económico.

Con este objetivo, el secretario general de la Federación Española de Hemofilia y afectado por la enfermedad, David Silva, explicó hoy que ambos tratamientos permiten que los afectados lleven una vida "prácticamente normal". No obstante, puntualizó, "el tratamiento sintético ofrece una mayor seguridad".

Bajo el lema 'Por un tratamiento más seguro y con futuro', señaló que "la comunidad científica internacional aboga por el tratamiento sintético y ya hay países como Reino Unido y los países Nórdicos donde los pacientes son tratados íntegramente con este tratamiento".

Por ello pidió a los dirigentes de la Sanidad Pública española "que a través de los hospitales sigan su ejemplo".

En este sentido, Silva concretó que el posible impedimento de esta atención son factores económicos o políticos, ya que el coste del tratamiento es muy superior. "Deben pensar en los pacientes y en su calidad de vida y dejar a un lado otro tipo de intereses".

La Hemofilia es una enfermedad crónica que en la actualidad afecta en España a más de 7000 familias; se produce por la falta total o parcial de los factores que intervienen en la coagulación de la sangre y que en el peor de los casos, puede provocar graves hemorragias internas y externas en músculos y articulaciones.

Dacio Villaceo es un afectado de hemofilia y aseguró que la enfermedad no le ha limitado en su vida diaria. "Soy profesional de la salud y mi enfermedad no me ha obligado a faltar ni un sólo día al trabajo"."No debo de asistir cada día al hospital porque yo mismo me trato, por ello puedo llevar una vida normal", indicó.

Afirmó sentirse feliz al haber tenido hijos varones y no haberles transmitido la enfermedad y por ello sabe que es afortunado."He tenido suerte y mis hijos están sanos, por ello soy feliz", añadió.

Como afectado, quiso lanzar un mensaje de ánimo a las familias cuyos hijos hayan sido diagnosticados recientemente. "Vas a poder ver a tu hijo crecer, desarrollarse y llegar tan lejos como quiera porque la hemofilia no le va a impedir absolutamente nada", concluyó.