5 de julio de 2020
27 de mayo de 2006

Una forma física deficiente podría estar asociada con un mayor riesgo de Alzheimer en mayores, según un estudio

Una forma física deficiente podría estar asociada con un mayor riesgo de Alzheimer en mayores, según un estudio

MADRID, 27 May. (EUROPA PRESS) -

Un funcionamiento físico deficiente podría estar asociado con un mayor riesgo de demencia y enfermedad de Alzheimer en adultos mayores, según se desprende de las conclusiones de un estudio de la Universidad de Washington (Estados Unidos) que se publica en la revista 'Archives of Internal Medicine'.

Los científicos estudiaron a 2.288 individuos de 65 años o más que no tenían demencia al inicio del estudio. Entre los años 1994 y 1996, los participantes pasaron por pruebas para determinar sus capacidades cognitivas, que fueron estimadas en una escala de 0 a 100.

También realizaron cuatro pruebas estándar del funcionamiento físico: un paseo de tres metros cronometrado, una evaluación de su sentido del equilibrio al mantenerse de pie, y una medida de la fuerza de sujeción de la mano dominante. Estos registros se evaluaron en cada individuo del 0 al 4 y dichas puntuaciones se añadieron para conseguir el rendimiento físico total en una puntuación de hasta 16. Los participantes fueron entonces evaluados cada año hasta octubre de 2003 en lo relativo al desarrollo de demencia.

Al inicio del estudio, aquellos con puntuaciones de un menor rendimiento físico también mostraban menores puntuaciones a nivel cognitivo, mientras que aquellos con puntuaciones físicas más elevadas de 10 fueron mucho menos propensos a desarrollar demencia que aquellos con puntuaciones de 10 o menos.

Cada disminución de un punto en la escala física se asoció con un mayor riesgo de demencia, enfermedad de Alzheimer y un declive más rápido en puntuaciones de desarrollo cognitivo.

Los autores señalan que si este estudio se confirma también podría ayudar a explicar la asociación del ejercicio físico con un menor riesgo de demencia, lo que sugiere que el ejercicio, al mejorar y mantener la función física, podría beneficiar el funcionamiento cognitivo a través de una conexión entre ambos sistemas.