6 de julio de 2020
20 de abril de 2006

Un fósil revela que las serpientes evolucionaron sobre la superficie terrestre y no en el mar

MADRID, 20 Abr. (EUROPA PRESS) -

Un fósil de serpiente encontrado en la Patagonia argentina ha permitido conocer que estos reptiles evolucionaron hasta alcanzar su actual anatomía sobre la superficie terrestre y no en el mar, según un estudio del Museo de Zoología de la Universidad de Sao Paulo (Brasil) que se publica en la revista 'Nature'.

Este fósil, el más antiguo que se conoce de una serpiente, es además el único en el que este reptil aparece dotado de una especie de caderas. Así, el hallazgo refuerza la teoría de que las primeras serpientes eran animales que habitaban madrigueras terrestres en vez de animales marinos que más tarde salieron del medio acuático para comenzar a arrastrarse sobre la tierra.

Las 'caderas' del fósil son un componente del esqueleto llamada la región del sacro que une la parte trasera de las caderas con la columna vertebral, y muestra que las primitivas piernas de las serpientes podrían haber estado adaptadas para cavar y gatear.

Las especies recién descubiertas vivían en el periodo Cretácico tardío, hace más de 65 millones de años. Las serpientes perdieron más tarde sus caderas y después sus piernas a medida que se especializaban más en su medio, adoptando gradualmente su actual gama de estilos de vida acuáticos y terrestres.