7 de julio de 2020
2 de marzo de 2006

Fuster destaca el "fracaso" en la Ciencia por la falta de prevención, y augura una difícil sostenibilidad económica

Fuster destaca el "fracaso" en la Ciencia por la falta de prevención, y augura una difícil sostenibilidad económica

MADRID, 2 Mar. (EUROPA PRESS) -

El presidente del Centro Nacional de Investigaciones Cardiológicas (CNIC), Valentín Fuster, resaltó hoy "el fracaso" en el ámbito de la Biomedicina porque aunque la investigación ha logrado prolongar la vida de los ciudadanos tratando la enfermedad, "ésta sigue aumentando a expensas de un gran coste". En este sentido, abogó por impulsar la prevención, sobre todo, en el ámbito cardiovascular, al tratarse de afecciones que empiezan a los 15 ó 20 años.

Antes de pronunciar una conferencia, bajo el título 'En la Frontera de la biomedicina', en el marco de la Cátedra "La Caixa", Fuster advirtió de que "si no se hace nada en un futuro será muy difícil sostener económicamente la enfermedad". Así, propuso como solución investigar sobre cómo prevenir las afecciones desde un punto de vista socioeconómico, cultural y psicoanalítico, y lo calificó como "el gran reto del futuro".

En el campo cardiovascular, Fuster explicó que "ha habido tal optimismo" con las nuevas terapias y con la genética que "los científicos se han olvidado de investigar las causas para poder prevenirlas", a diferencia del cáncer, donde se actúa de forma distinta al considerar esencial la detección del mismo y la prevención.

Asimismo, el jefe de Cardiología del Hospital Monte Sinaí de Estados Unidos señaló que "se ha fallado" en el abordaje de este tipo de patologías "no sólo a nivel global, por la excesiva ambición, sino también en el ámbito de la prevención individual, ya que sólo el 20 por ciento de los infartados cumple al año con el tratamiento prescrito".

Además, explicó que la enfermedad cardiaca empieza a los 15 y 20 años, aunque tarda muchos años en desarrollarse, por lo que se han empezado a realizar estudios con tecnología de la imagen --que actúa a modo de radiografía de tórax-- para ver el estado de las arterias por dentro. En este sentido, sostuvo que "una arteria llena de grasa se puede limpiar con un adecuado tratamiento para el colesterol en 12 meses", por lo que abogó por favorecer las políticas o estrategias adecuadas, ya que han demostrado que pueden revertir una peligrosa situación.

Según Fuster, la enfermedad cardiaca es "muy compleja" y, aunque se está trabajando en campos como la regeneración de tejidos o la genética, que permitirá conocer la predisposición de las personas de padecer este tipo de afecciones, en general "se avanza muy despacio".

RIESGO DE LA OBESIDAD

En el futuro --añadió-- se debe impulsar la educación sanitaria desde las escuelas; poner más énfasis en implantar una cultura a nivel comunitario para que "construyan su propia salud y prevengan las enfermedades coronarias"; así como favorecer una reglamentación.

"El problema en los adultos no es la falta de educación, sino la rutina y la propia dinámica de la sociedad, que somete a las personas a muchas presiones, contra las que hay que luchar", indicó Fuster.

Actualmente, en el tema de la obesidad España se encuentra como estaba hace 8 años Estados Unidos, lo que supone una situación "alarmante", aunque este país dispone, a su juicio, de uno de los mejores documentos del mundo --impulsado por el Ministerio de Sanidad-- que aborda esta problemática demográficamente. En esta línea, se mostró a favor de trabajar junto con la industria de la alimentación, en vez de luchar contra ella.