7 de julio de 2020
20 de agosto de 2006

La Generalitat implantará la figura de un profesional sanitario para hacer seguimiento de pacientes

La Generalitat implantará la figura de un profesional sanitario para hacer seguimiento de pacientes

BARCELONA, 20 Ago. (EUROPA PRESS) -

La Generalitat de Cataluña está estudiando la implantación de la figura de un profesional sanitario que haga seguimiento de los pacientes sometidos a procesos de asistencia largos, según explicó el responsable del Mapa sanitario de la Conselleria de Salud, Pep Fuster.

En declaraciones a Europa Press, Fuster explicó que esta figura, que seguramente "podría encarnar personal de enfermería", podría constituir un "referente" para los pacientes con el fin de "resolver sus dudas generales".

Así, este profesional podría "seguir al paciente en los distintos niveles de atención, ya sean de primaria, hospitalaria o, por ejemplo, si éste debe ser ingresado en un centro de convalecencia", explicó Fuster.

Por supuesto, en este proceso el médico de cabecera "debería ser informado de que su paciente por ejemplo se encuentra en el hospital", así como de su trayectoria, sostuvo.

Con esta iniciativa, la Conselleria de Salud quiere promover una "atención a las personas con una visión integral" del ciudadano "teniendo en cuenta las distintas dimensiones". Ésta es una de las líneas de acción que se extraen de las conclusiones del Mapa sanitario, sociosanitario y de salud pública, hecho público este mes.

CRECE LA IMPORTANCIA DE LOS ASPECTOS RELACIONALES

Según Fuster, "la constatación más importante" del 'Estudio de las visiones de los ciudadanos, profesionales y gestores sobre la atención primaria' es la "creciente importancia de los aspectos relacionales y cualitativos" en la atención, como son la "confianza permanente y la claridad".

En esta línea, la Administración catalana apuntó la importancia de "buscar nuevas herramientas para evaluar mejorar la calidad práctica de los profesionales sanitarios" del ámbito de la Primaria, ya que los mecanismos cuantitativos "son insuficientes", sostuvo.

INCREMENTO DE LA PARTICIPACIÓN DE LOS CIUDADANOS

Otra de las conclusiones destacadas que se desprenden del análisis, basado en metodologías cualitativas, es que "aumenta la participación de los ciudadanos en las decisiones que afectan a su salud".

De forma creciente, los pacientes "acuden con más información" acerca de su enfermedad en la consulta "para saber cuál es la mejor solución en las decisiones clínicas", señaló Fuster, al tiempo que indicó que los ciudadanos también "quieren tomar parte activa en las decisiones que afectan al gobierno del sistema sanitario".

"CONFIANZA" ENTRE EL PACIENTE Y EL MÉDICO

Según Fuster, el estudio también confirma la "confianza" existente entre el paciente y el médico, a quien el ciudadano considera "comprometido" y "competente", sostuvo.

Además, "deberíamos mejorar su accesibilidad al sistema", tanto desde el punto de vista geográfico y de proximidad con la misma calidad como de rapidez en la atención, añadió el experto.

"Por primera vez este estudio se analiza teniendo en cuenta los tres puntos de vista implicados --gestores, médicos y pacientes--", ya que "hasta ahora se habían utilizado como base datos epidemiológicos y cuantificables entre la relación de la administración y las instituciones proveedoras de servicios".

En la elaboración del estudio se han recogido puntos de vista de 254 participantes, entre ciudadanos, usuarios y cuidadores, profesionales, gestores e informadores clave del sistema público de salud catalán.

En el estudio, tanto los ciudadanos como los profesionales y gestores de la atención sanitaria coinciden en afirmar que el sistema de salud catalán es de calidad, a pesar de la limitación de recursos y algunos aspectos mejorables.