6 de julio de 2020
15 de febrero de 2006

El Gobierno balear ampliará las actuaciones de preservación en el mar más allá de la milla náutica de su competencia

El Gobierno balear ampliará las actuaciones de preservación en el mar más allá de la milla náutica de su competencia

PALMA DE MALLORCA, 15 Feb. (EUROPA PRESS) -

El Govern podrá realizar a partir de ahora actuaciones de preservación medioambiental en el mar que rodea las islas más allá de la milla náutica que es de su competencia, lo que facilitará, entre otros aspectos, realizar campañas para combatir la expansión del alga invasora 'caulerpa taxifolia', que destruye las praderas de la autóctona posidonia.

Así lo manifestó ayer el conseller de Medio Ambiente, Jaume Font, durante la firma del convenio marco de colaboración para la investigación del litoral y el medio marino balear, que fue suscrito con el secretario de Estado de Universidades e Investigación del Ministerio de Educación y Ciencia, Salvador Ordóñez, quien resaltó la importancia de este acuerdo, al estar basada la economía de las islas mayormente en la política del agua.

El conseller recordó que la posibilidad de actuar más allá de una milla náutica de la costa será especialmente útil en la Bahía de Palma, con una distancia de hasta tres millas náuticas entre sus límites, y que ahora será objeto de limpiezas más a fondo dentro del plan iniciado hace dos años y que ha supuesto la retirada de ingentes cantidades de desperdicios.

El convenio, en cuya rúbrica también estuvieron presentes la directora del Instituto Español de Oceanografía, Concepción Soto, el director del Centro Oceanográfico Balear, Federico Álvarez, y el jefe del Servicio de Aguas del Govern, Alfredo Barón, se integra en la misma línea de otros firmados anteriormente por la Conselleria con la Universitat de las Illes Balears, la Universidad de Vigo y el centro del CSIC de Blanes.

Esta nueva colaboración interinstitucional se realizará a través del Instituto Español de Oceanografía, por parte estatal, y de la Agencia Balear del Agua y de la Calidad Ambiental, del lado autonómico, y tendrá como principal objetivo el estudio del medio físico y marino del archipiélago, a fin de cumplir la Directiva Marco del Agua europea, explicó Ordóñez.

A este respecto, Font aseguró que, teniendo en cuenta los importantes esfuerzos desarrollados en las islas en este sentido, donde "ya no se vierte al mar ni una gota de agua que no haya pasado por depuración terciaria", si Baleares no llega a cumplir la directiva comunitaria "los más probable es que no la cumpla nadie", puntualizó.

PRESERVACIÓN DE ACUÍFEROS

Por otro lado, el convenio marco contempla otros aspectos de obligado cumplimiento por la Directiva europea, como el control sobre las desaladoras y, en especial, los acuíferos, que Font consideró una necesidad "preservar para el futuro" y matizó que no se debe medir su protección con "escalas de tiempo humanas", sino medioambientales.

El secretario de Estado explicó que el aspecto investigador del convenio, que prevé colaboraciones interinstitucionales para conocer mejor el fondo marino de las islas, no sólo beneficiará a sectores industriales como el pesquero, sino que contribuirá al desarrollo del I+D+I (Investigación + Desarrollo + Innovación) estatal, asunto que centrará la conferencia de presidentes autonómicos que se celebrará en los próximos meses.

Por su parte, la directora del Instituto Español de Oceanografía explicó que, gracias a los datos que viene recopilando desde hace más de un siglo a través de su centro balear, se podrán detectar "anomalías con mayor precisión", explicó en referencia a la evolución del cambio climático.

Respecto a los problemas medioambientales causados por la evolución de la náutica recreativa en Baleares, Jaume Font explicó que se ha producido un progreso notable desde que se impuso la recogida del aceite de las sentinas de las embarcaciones, que en dos años se ha pasado de recuperar apenas un centenar de litros en cada temporada a más de 2.500 toneladas.