6 de julio de 2020
11 de marzo de 2006

Greenpeace considera que se ha perdido "una ocasión magnífica" con la aprobación del decreto antisequía

Greenpeace considera que se ha perdido "una ocasión magnífica" con la aprobación del decreto antisequía

MADRID, 11 Mar. (EUROPA PRESS) -

El responsable de la campaña de aguas de Greenpeace España, Julio Barea, valoró hoy el Real Decreto aprobado ayer por el Gobierno para frenar la sequía como "una nueva pérdida de una ocasión magnífica para intentar ahorrar agua y gestionarla de una forma coherente en este país".

En declaraciones a Europa Press Televisión, Barea señaló que "el agua es un recurso escaso que cada vez es más deficitario y ésta era una medida muy apropiada para ahorrar esos 1.200 hectómetros cúbicos que se tenía pensado economizar con esas mejoras de los regadíos".

"El problema es que ese agua no va a revertir en los usuarios, que somos los que más pagamos por el agua", continuó.

El ecologista explicó que en agricultura en este país está consumiendo "cerca del 80 por ciento de los recursos de agua", por lo que "está muy bien que las medidas de ahorro vayan encaminadas a estos regadíos, que tienen pérdidas superiores muchas veces al 50 o 60 por ciento".

"Todas las medidas que vayan encaminadas a economizar ese agua son muy bienvenidas", indicó Barea, pero ese ahorro "debería revertir ahora mismo en lugares donde es crítico el abastecimiento". Estamos en época de sequía y este verano muchas poblaciones entrarán en periodo de cortes de agua", precisó.

ECOSISTEMAS DAÑADOS Y CAMPOS DE GOLF

"Los ecosistemas acuáticos, precisamente por esta sequía y por la sobreexplotación de los recursos, están sufriendo muchísimo esta detracción de caudales", señaló Barea. Como ejemplo puso al Parque Natural de las Tablas de Daimiel, "un ecosistema protegido que se mantiene de forma artificial porque ha sido esquilmado por las extracciones ilegales de agua de los agricultores".

En cuanto a la construcción continua de campos de golf, Greenpeace hace una valoración "muy negativa", pues se trata de "un despilfarro de agua para una actividad lúdica y económica que debería ajustarse a los parámetros ambientales que tenemos en este país". "En España, con el clima y las precipitaciones que tenemos, que cada vez son más escasas por el cambio climático, no se pueden tener praderas como en Escocia o en Estados Unidos con grandes lagos", añadió.

Y es que "un campo medio de 50 hectáreas y 18 hoyos consume el equivalente a 15.000 personas en un año", por lo que debería apostarse por "campos de golf ecológicos que no utilizan agua para regar".

AHORRO Y ESCASEZ

Barea tampoco olvidó el excesivo gasto de agua por parte de los ciudadanos. "El ahorro en los hogares es muy importante. Los consumidores tenemos que estar concienciados de que el recurso agua es muy limitado y muy precioso", sentenció.

No en vano, a la pregunta de si el agua es el oro azul del siglo XXI, el ecologista recordó que "una de cada cinco personas en el mundo no tiene agua potable a su disposición y el 40 por ciento de la población mundial carece de los sistemas de saneamiento del agua".

"La falta de agua está siendo y será un problema en muchos lugares del mundo", concluyó.