5 de julio de 2020
9 de marzo de 2006

Un historiador considera que Cristóbal Colón pertenecía a la nobleza catalana y estaba vinculado a la realeza

BARCELONA, 9 Mar. (EUROPA PRESS) -

El historiador Jordi Bilbeny considera en el libro 'Cristòfor Colom. Príncep de Catalunya' (Proa) que Cristóbal Colón era miembro de una familia de la nobleza barcelonesa y fue diputado, militar y corsario que formó parte del Consejo de Estado.

Bilbeny ha invertido 18 años en la recopilación de material y poner en entredicho algunas de las teorías acerca de la procedencia y final del descubridor, con el respaldo de la Fundació d'Estudis Històrics de Catalunya.

El historiador aseguró hoy en rueda de prensa que Colón fue un "príncipe de Catalunya" y que los títulos que la Corona le otorgó de virrey, almirante, gobernador general o almirante, sólo se concedían a nobles y personajes vinculados a la realeza.

Bilbeny rechazó la hipótesis de que Colón fuera un vulgar tabernero y se preguntó si "un pelacañas puede fundar un imperio". En este sentido, afirmó que en las Indias nombró virrey posteriormente a su hijo y a su nieto, sosteniendo que Colón "llegó a tener más poder que el rey".

Jordi Bilbeny comenzó la investigación con la voluntad de escribir una novela histórica sobre Colón, pero que se encontró con "constantes contradicciones" en las fuentes históricas, que le hicieron consultarlas "desde otra perspectiva".

Entre las pruebas que Bilbeny considera irrefutables para demostrar la catalanidad de Colón están la "firma como virrey, palabra que no existía en Castilla" o un plano del siglo XVI del cosmógrafo real Sebastián Cabot en la que el único 'Palus' que aparece se sitúa en Catalunya.

Para Bilbeny, Colón no zarpó desde Palos de Moguer, sino desde Pals (Girona), y recordó que en el siglo XIX gran número de historiadores aseguraron que el almirante nunca pasó por el puerto andaluz.

El historiador identifica a Cristóbal Colón con Juan Cristobal Colón y Beltrán, de una familia de tradición de mercaderes y navegantes, diputado, gobernador, militar, corsario, miembro del Consejo de Estado, con un hermano que era presidente de la Generalitat y otro que pertenecía a la Iglesia. Asimismo, según el historiador, fue seguidor de la causa del condestable de Portugal y de Renato de Anjou, en tanto que reyes de Catalunya.

Bilbeny también señala en su libro que Colón era un hombre de unos 70 años cuando descubrió las Américas, "un hombre venerable", en contra de la tradicional estimación que lo sitúa sobre los 40 años.

Asimismo, aseguró que Colón "debió morir" en Barcelona, ciudad en la que sostiene que fue enterrado.

El historiador, que admitió que sus teorías han sido motivo de "burla" y "menospreciadas" por el mundo académico, afirmó que con el libro se descubre al mismo descubridor "gran científico, humanista y almirante", pero sin el hálito de "pobreza" del Colón oficial.

El director del Museu d'Història de Catalunya, Jaume Sobrequés, defendió que la catalanidad de Colón "merece ser tomada en consideración", sin ahondar en las teorías que propone Bilbeny, y lamentó que el mundo académico "viva anclada en el pasado".

Jordi Bilbeny (Arenys de Mar, 1946) es miembro de la Fundació d'Estudis Històrics de Catalunya y ha publicado 'Brevíssima relació de la destrucció de la història', 'La descoberta catalana d'Amèrica' y numerosos artículos sobre la supuesta catalanidad del descubrimiento de América.