6 de julio de 2020
13 de junio de 2006

Identifican los componentes químicos que dan el aroma a la petunia y la albahaca

MADRID, 13 Jun. (EUROPA PRESS) -

Investigadores del Departamento de Biología Molecular, Celular y del Desarrollo de la Universidad de Michigan en Ann Arbor (Estados Unidos) han identificado dos enzimas que intervienen en la producción del aroma de la petunia y la albahaca. Las conclusiones de su estudio se publican en la edición digital de la revista 'Proceedings of the National Academy of Sciences' (PNAS).

Los expertos explican que los componentes químicos penetrantes emitidos por las plantas pueden ayudar en su polinización o protegerlos contra las enfermedades. Estos componentes procedentes de las plantas aromáticas han sido utilizados para preservar los alimentos, como medicamentos y también para la creación de perfumes.

Los científicos han identificado dos enzimas similares procedentes de pétalos de petunia y de glándulas de hojas de albahaca que producen componentes químicos conocidos como fenilpropenos, una clase extendida de componentes vegetales aromáticos.

Cada enzima puede convertir un componente químico conocido como coniferil acetato en un fenilpropeno llamado eugenol (aroma de clavo) en la albahaca, y en isoeugenol en la petunia. Con los genes que codifican estas enzimas a mano, los investigadores podrían ahora ser capaces de modificar genéticamente las plantas para potenciar su resistencia a insectos y microbios y mejorar el tiempo de conservación de los productos vegetales.

Según los científicos, la modificación genética podría también restablecer el perfume de las plantas ornamentales que han perdido sus aromas naturales debido al cultivo selectivo o incorporar nuevas fragancias a una variedad de plantas, creando quizás una petunia con olor a albahaca o tomates con olor a clavo.