11 de julio de 2020
10 de marzo de 2006

Identifican dos componentes de la saliva que podrían servir para determinar una futura pérdida ósea dental

MADRID, 10 Mar. (EUROPA PRESS) -

Investigadores de la Universidad de Buffalo (Estados Unidos) han identificado dos componentes de la saliva que podrían servir como base para nuevas pruebas que determinen la pérdida futura de los huesos que mantienen los dientes en su lugar. Las conclusiones de su estudio se han hecho públicas durante la reunión anual de la Asociación Americana de Investigación Dental que se celebra estos días en Florida.

Al comparar rayos X dentales de 100 pacientes con análisis de su saliva, los investigadores descubrieron que los niveles superiores a lo habitual de la proteína salivar llamada IL-1-beta estaban asociados con una mayor pérdida ósea. Los niveles de otra proteína, la osteonectina, fueron inversamente proporcionales a la pérdida de hueso, lo que sugiere que este marcador podría servir como una medida de la salud periodontal.

Los expertos explican que la pérdida ósea es una afección grave de la salud oral que puede causar la pérdida o desprendimiento de los dientes. La accesibilidad de una prueba simple podría reducir la necesidad de enviar a cada paciente a pasar por los rayos X y los exámenes que miden qué cantidad de hueso se ha perdido debido a la enfermedad periodontal. Tales pruebas también podrían ayudar al dentista a decidir con qué frecuencia el paciente necesita una limpieza dental.

Estudios anteriores habían identificado biomarcadores proteínicos específicos de la destrucción ósea en fluido recogido de grietas en las encías de pacientes con enfermedad periodontal activa, pero recoger suficiente fluido de este tipo requiere gran cantidad de tiempo, mientras que la saliva es fácil de tomar.

En la actualidad los investigadores están realizando estudios de seguimiento para determinar la validez de sus resultados.