7 de julio de 2020
4 de octubre de 2006

Identifican factores de riesgo de la parálisis cerebral que intervienen durante el embarazo

Identifican factores de riesgo de la parálisis cerebral que intervienen durante el embarazo

MADRID, 4 Oct. (EUROPA PRESS) -

Investigadores del Colegio Imperial de Londres y del Hospital Chelsea & Westminster de esta misma ciudad del Reino Unido han descubierto que varios factores que incluyen la infección materna durante el embarazo, el parto prematuro y pruebas de resonancia magnéticas que muestran áreas cerebrales no desarrolladas están asociados con la parálisis cerebral. Las conclusiones del estudio se publican en la revista 'Journal of the American Medical Association' (JAMA).

El estudio incluyó a 585 niños con parálisis cerebral que habían nacido entre 1996 y 1999; 431 niños pasaron por pruebas clínicas y 351 poseían los resultados de pruebas de resonancia magnética a los 18 meses o más. La investigación se llevó a cabo en ocho centros de estudio europeos entre los que se encontraban Londres, Edimburgo, Lisboa, Dublín, Estocolmo, Tubinga y Helsinki.

Los investigadores descubrieron que el 39,5 por ciento (158 de 400) de las madres informaron de una infección durante el embarazo, incluyendo el 19,2 por ciento que informó de una infección del tracto urinario y el 15,5 por ciento que dijo haber tomado antibióticos durante la gestación. El 12 por ciento de los niños procedían de un embarazo múltiple. Esto en comparación con la tasa poblacional de embarazos múltiples supone un 1,5 por ciento.

Según los autores del trabajo, el 54 por ciento de los niños eran prematuros, el 10,9 por ciento habían nacido antes de las 28 semanas, el 16 por ciento entre la semana 28 y 31, y el 18,3 por ciento entre las semanas 32 y 36 de gestación. Los partos por cesárea de urgencia se realizaron en el 32,3 por ciento de los nacimientos.

Entre los niños que pasaron por evaluación clínica, el 81,4 por ciento se sometieron a pruebas de resonancia magnética. Los resultados más comunes de estas pruebas fueron daños por un desarrollo insuficiente de áreas de materia blanca del cerebro.