12 de julio de 2020
18 de mayo de 2006

La imposibilidad de eliminar el VIH podría no deberse a la incapacidad del sistema inmune

La imposibilidad de eliminar el VIH podría no deberse a la incapacidad del sistema inmune

MADRID, 18 May. (EUROPA PRESS) -

La imposibilidad de los pacientes de sida para eliminar el VIH-1 podría no deberse a la incapacidad del sistema inmune humano para reconocer el virus, como se pensó previamente, según las conclusiones de un estudio del Instituto del Cáncer Dana-Farber en Boston (Estados Unidos) que se publica en la revista 'Medical Immunology'.

El estudio muestra que células del sistema inmune en cultivo procedentes de individuos sanos reconocen y responden a proteínas del VIH-1, mientras que las células tomadas de individuos infectados, sin embargo, responden en mucha menor medida al virus.

Estos descubrimientos necesitan ser reproducidos 'in vivo', pero ofrecen expectativas favorables al desarrollo de una vacuna contra el Sida. La exposición de individuos sanos a las proteínas de VIH-1 antes de que sean infectadas por el virus podría entrenar al sistema inmune a responder al virus y evitar el desarrollo de la enfermedad.

El estudio fue dirigido por el español Pedro Reche y Derin Keskin, ambos del Instituto del Cáncer Dana-Farber junto con otros investigadores de la Escuela de Medicina de Harvard en Boston. Los investigadores utilizaron técnicas bioinformáticas para predecir qué fragmentos de proteína VIH-1, o epítopes, eran más propensos a desencadenar una respuesta de las células del sistema inmune llamadas linfocitos T citotóxicos.

Tras identificar 37 epítopes, los investigadores predijeron cuáles de estos 37 epítopes eran propensos a ser reconocidos por los sistemas inmunes de la mayoría de las personas, teniendo en cuenta las diferencias genéticas de los genes del sistema inmune, llamados genes HLA, que dependen del origen étnico.

Los científicos identificaron 25 epítopes, que combinaron en cinco combinaciones con la que evaluar las respuestas inmunes.

Posteriormente, predijeron que sólo cinco de estos epítopes serían reconocidos por más del 95 por ciento de los sistemas inmunes de las personas.

Los autores expusieron linfocitos en cultivo de pacientes infectados por VIH-1 a las combinaciones de epítopes, y repitieron los experimentos con linfocitos en cultivo de donantes sanos.

Evaluaron la respuesta de epítopes midiendo los niveles de interferón gamma (IFN gamma) producida por los linfocitos T en cultivo. El IFN gamma se produce por la respuesta de los linfocitos T bajo la activación de proteína virales o patogénicas y ayuda a destruir los organismos infecciosos.

Los resultados muestran que sólo una pequeña proporción de células de pacientes infectados por VIH-1 reconoció los epítopes y desarrolló una respuesta inmune adecuada: las células de sólo entre un 31 y un 45 por ciento de los pacientes produjeron IFN gamma, y en pequeñas cantidades. Sin embargo, las células de todos los donantes sanos respondieron y produjeron IFN gamma en grandes cantidades. Los autores también demuestran que estos linfocitos expuestos de individuos no infectados pudieron eliminar las células infectadas con VIH-1.