5 de julio de 2020
16 de junio de 2006

La inflamación y el trauma pueden aumentar la sensibilidad al dolor

MADRID, 16 Jun. (EUROPA PRESS) -

La inflamación y el trauma pueden aumentar la sensibilidad de una persona al dolor, según un estudio de la Universidad de Medicina de Viena (Austria) que se publica en la revista 'Science'. Esto se produce en parte porque el dolor inflamatorio puede alterar el modo en el que la medula espinal procesa las sensaciones de dolor.

Los científicos han identificado un "amplificador" del dolor en la médula espinal que puede ser activado por entradas de dolor irregulares y de bajo nivel que imitan la inflamación natural.

Tales entradas irregulares de dolor pueden elevar los niveles de iones de calcio en las neuronas que perciben el dolor en la médula espinal, conduciendo a la potenciación a largo plazo o un incremento de la fuerza de sipnasis.

Esto a su vez podría transformar la sinapsis clave inicial entre estas neuronas y otras neuronas de la médula espinal superando el mecanismo del dolor.

Según los científicos, el cambio en la sipnasis amplifica la señal de dolor, aumentando potencialmente la sensibilidad de una persona ante dicho dolor.