14 de julio de 2020
27 de enero de 2006

Los intentos no planeados de dejar de fumar tienen mayor probabilidad de éxito que los planeados

Los intentos no planeados de dejar de fumar tienen mayor probabilidad de éxito que los planeados

MADRID, 27 Ene. (EUROPA PRESS) -

Los intentos no planeados de dejar de fumar tienen una mayor probabilidad de éxito que aquellos que sí se han planeado, según un estudio del Colegio Universitario de Londres (Reino Unido) que se publica en la edición digital de 'British Medical Journal'.

Los expertos explican que el proceso de dejar de fumar supone una serie de fases, que van desde pensar en dejar el hábito hasta planearlo hasta pasar a ejecutar el intento. Se cree que dicha planificación es importante para conseguir dejar el tabaquismo.

Los autores del estudio entrevistaron a más de 1.900 fumadores y exfumadores de Reino Unido sobre sus intentos de dejar de fumar, si su intento más reciente fue planeado con anterioridad y si los intentos realizados al menos seis meses antes habían tenido éxito.

Según los científicos, casi la mitad de las tentativas de abandonar el tabaquismo no suponían una planificación previa y los intentos de renunciar al tabaco que no habían sido planeados tuvieron una mayor probabilidad de éxito, incluso después de tener en cuenta factores como la edad, el sexo y el grupo socioeconómico al que pertenecían los participantes en el estudio.

Los investigadores explican que los descubrimientos no implican que la planificación sea contraproducente. De hecho, el uso de apoyo conductual y terapia de reemplazo de la nicotina mejoran las posibilidades de éxito incluso a pesar de la planificación previa que requieren.

Los científicos proponen una teoría en la que el fumador tiene varios niveles de "tensión" motivacional para dejar de fumar y se disparan en un ambiente que desencadena una renuncia repentina del tabaquismo. Este concepto se ha incorporado a la teoría general de la motivación y se aplica a las conductas adictivas.

Según los autores del estudio, si un intento de abandonar el hábito es planeado o no revela algo sobre el estado de humor del fumador en ese momento, lo que tiene importancia en si el abandono del tabaco durará.

Los científicos sugieren que las campañas de salud pública deberían enfocarse sobré la creación de tensión motivacional, actitud activa en los fumadores que se encuentran en la cúspide de un cambio en su orientación, y en la accesibilidad inmediata de tratamientos como los parches de nicotina y el asesoramiento de apoyo a esos intentos.