7 de julio de 2020
31 de agosto de 2006

Investigadores descubren que los antiinflamatorios no esteroideos retrasan la hiperplasia de próstata

Investigadores descubren que los antiinflamatorios no esteroideos retrasan la hiperplasia de próstata

MADRID, 31 Ago. (EUROPA PRESS) -

Investigadores de la Mayo Clinic han descubierto que el consumo de fármacos antiinflamatorios no esteroideos (AINEs) como la aspirina o el ibuprofeno pueden prevenir o retrasar la hiperplasia de próstata benigna, es decir, el crecimiento de la próstata que origina síntomas urinarios en los hombres con edad avanzada tales como la micción frecuente, problemas a la hora de empezar a orinar, desvelos por las noches para ir a miccionar y necesidad urgente de orinar. Los detalles del estudio se publicarán en el 'American Journal of Epidemiology'.

"Este estudio demuestra que la salud urinaria de los hombres puede mejorar gracias al consumo de AINEs", señaló Michael Lieber, urólogo de la Mayo Clinic. Junto con sus colegas, Lieber descubrió que aquellos hombres que toman AINEs tienen un 50% menos de posibilidades de desarrollar esta hiperplasia que los que no los toman, y el riesgo de desarrollar síntomas moderados o severos es de un 35% menos.

Jenny St.Sauver, de la Mayo Clinic, también aseguró que "la relación entre la ingestión de AINEs y la reducción de la hyperplasia de próstata benigna se ha reforzado debido a la consistencia y la magnitud de nuestros descubrimientos". "No recomendaremos a todos los hombres que se vayan y tomen aspirinas, pero si ya las están tomando regularmente por otras razones, nuestros resultados demuestran otros beneficios también", continuó.

"Nuestro estudio demuestra que una consecuencia potencial del uso de AINEs por mucha gente en nuestra sociedad podría ser una mejora para la salud urinaria de los hombres", afirmó Lieber. "Así, si a una persona le recomienda su doctor un AINE por cualquier otra razón, la salud de la próstata será un beneficio extra. Sin embargo, yo no recomendaría tomar diariamente AINEs basándome sólo en este estudio, debido a los efectos secundarios que pueden provocar, como úlceras de estómago", concluyó.

La hiperplasia de próstata benigna incrementa con la edad de los hombres, y afecta a uno de cada cuatro hombres de entdre 40 y 50 años y a casi la mitad de los que tienen entre 70 y 80 años.