6 de julio de 2020
28 de febrero de 2006

Investigadores españoles descubren un agente antiinflamatorio del organismo que combate enfermedades como la de Crohn

MADRID, 28 Feb. (EUROPA PRESS) -

Un equipo de investigadores españoles del Instituto de Parasitología y Biomedicina de Granada perteneciente al CSIC ha descubierto un agente antiinflamatorio generado por nuestro propio organismo, la cortistatina, capaz de combatir con éxito la enfermedad de Crohn, un trastorno caracterizado por una inflamación en el colon, colitis, pérdida de peso y en muchos casos la muerte del paciente.

Las conclusiones del estudio se publican esta semana en la revista 'Proceedings of the National Academy of Sciences' (PNAS).

Según los investigadores, la cortistatina es un agente antiinflamatorio producido por el organismo humano en respuesta a una alteración inflamatoria o autoinmune. Este agente es un péptido que había sido descubierto hace unos años por su capacidad de inducir sueño y reducir la capacidad locomotora. Los científicos utilizaron un modelo experimental de ratón que se asemeja a la enfermedad en humanos en cuanto a patología e inmunología y que ha sido previamente utilizado para ensayar otros fármacos que actualmente se utilizan en el tratamiento de la enfermedad de Crohn.

Según explicó a Europa Press Mario Delgado, director de la investigación, la principal novedad radica en lo potente del efecto de la cortistatina y sobre todo en que una única administración de este agente fue suficiente para evitar el progreso de la enfermedad y la recurrencia de la misma. Según Delgado, este efecto se explica porque la cortistatina regula un amplio abanico de componentes que participan en la patología de la enfermedad, como la reducción de la producción de factores inflamatorios y de la respuesta autorreactiva de los linfocitos T contra las células intestinales.

"Aunque se trata de un modelo experimental, y siempre hay que guardar cautela a la hora de extrapolar estos resultados a su uso en humanos, el que este modelo sea muy parecido a la enfermedad humana, hace albergar esperanzas de que en un futuro próximo se pueda usar cortistatina en el tratamiento de la enfermedad de Crohn", señala el científico español.

"Otras enfermedades con un perfil patológico parecido al de Crohn, como la artritis reumatoide y la esclerosis múltiple, podrían ser tratadas con este péptido. De hecho, hemos obtenido algunos resultados prometedores en nuestro laboratorio con un modelo de artritis reumatoide", continúa Delgado.

En el trabajo, dirigido por Mario Delgado, han participado Elena González Rey, Alejo Chorny y Nieves Varela. También ha contado con la colaboración de la Universidad de Rutgers en New Jersey (Estados Unidos) y ha sido financiado a través del Fondo de Investigación Sanitaria y la Fundación Ramón Areces.

La pasada semana el mismo equipo publicó en 'Journal of Experimental Medicine' los resultados de una investigación en la que describían el efecto terapéutico de la cortistatina en un modelo de sepsis basado en su efecto antiinflamatorio. La sepsis es una enfermedad inflamatoria aguda desencadenada por una infección bacteriana generalizada que causa una mortalidad muy alta y que supone más del 50 por ciento de los casos que se encuentran en las unidades de cuidados intensivos de todos los hospitales.

"El tratamiento de la sepsis es muy complicado y el hecho de que la cortistatina regule un amplio espectro de factores inflamatorios supone una ventaja frente a las actuales terapias", añade Delgado.