11 de julio de 2020
29 de junio de 2006

Investigadores españoles descubren un mecanismo implicado en el cáncer que regula genes y funcionamiento celular

Investigadores españoles descubren un mecanismo implicado en el cáncer que regula genes y funcionamiento celular

MADRID, 29 Jun. (EUROPA PRESS) -

Investigadores del Centro de Regulación Genómica de Barcelona han descubierto un mecanismo implicado en el cáncer que interviene en la regulación de la actividad genética y el funcionamiento dentro de las células. Las conclusiones de su investigación, que desvela la función de una proteína involucrada en ciertos tumores y enfermedades autoinmunes, se publican en la revista 'Science'.

Según los investigadores, la proteína DEK, cuya denominación encierra las siglas del paciente en el que se descubrió la alteración genética dañina relacionada con esta molécula, actúa como un inspector de la lectura correcta de los genes, como un guardián del transcriptoma, que es el conjunto de las moléculas de ARN que produce el genoma para dirigir la síntesis de proteínas y coordinar el funcionamiento de las células.

Según explicó a Europa Press Juan Valcárcel, investigador de la Institución Catalana de Investigación y Estudios Avanzados (ICREA) y director del estudio, "cuando DEK no ejerce esta función, la lectura de los genes se ve afectada, lo que puede dar lugar a enfermedades".

Valcarcel explica que una particularidad del lenguaje del ADN en los organismos más complejos es que las frases ?o genes- no están escritos de forma continua en el genoma, sino que las palabras de una frase están separadas por letras sin sentido. Para conseguir generar una frase con significado es necesario juntar las palabras y eliminar las letras sin sentido. Este proceso de edición no se lleva a cabo sobre el ADN del genoma, sino sobre una copia del gen en forma de ARN. El proceso que ocurre en el ARN necesita de gran precisión, porque errores de unas pocas letras pueden cambiar el significado de la frase y generar así productos dañinos para la célula.

El trabajo publicado en 'Science', revela que la proteína DEK asegura el procesamiento adecuado del mensaje de los genes. La función de DEK es dar "el visto bueno" a la maquinaria molecular de procesamiento, permitiendo la edición de mensajes apropiados y bloqueando el proceso cuando el mensaje que se podría generar es incorrecto.

"Nuestras observaciones pueden tener relevancia en el campo de la medicina, porque alteraciones en el gen DEK están asociadas con varias formas de cáncer y enfermedades autoimmunes. Ahora sabemos que fallos en la función de DEK pueden afectar la lectura correcta de los genes, y podemos tratar de identificar aquellos genes cuya lectura errónea es causante de la enfermedad o contribuye a su evolución, lo que puede dar lugar a nuevas aproximaciones terapéuticas", concluye Valcárcel.

El estudio ha sido ha sido llevado a cabo por Luis Miguel Mendes Soares, un estudiante de doctorado becado por el programa Praxis del gobierno de Portugal. Tanto Valcárcel, director de la investigación, como Mendes trabajan en el Centro de Regulación Genómica de Barcelona y Valcárcel es investigador de la Institución Catalana de Investigación y Estudios Avanzados (ICREA). En el trabajo científico también tiene una pequeña participación el grupo de Michael Sattler del Laboratorio Europeo de Biología Molecular en Heidelberg (Alemania).