4 de julio de 2020
21 de enero de 2006

El lobo sólo se localiza ya en Andalucía en la zona de Sierra Morena, donde habitan entre 60 y 80 ejemplares

SEVILLA, 21 Ene. (EUROPA PRESS) -

La población de lobos que habitaba desde hace décadas los parajes andaluces se ha visto reducida a las zonas de Jaén y Córdoba en Sierra Morena, donde una colonia de nueve a once grupos familiares, lo que supone entre 60 y 80 individuos, habita y se reproduce en el periodo invernal.

Según una respuesta parlamentaria a la que tuvo acceso Europa Press, las poblaciones sólo penetran en el ámbito de Ciudad Real y por ahora se encuentra desconectada y aislada de la gran población ibérica de la Cuenca del Duero. Por ello, la Consejería andaluza de Medio Ambiente cuenta con un programa de actuaciones y gestión de la población del lobo en Andalucía para evitar la extinción de "la única población amenazada" en España de esta especie.

De hecho, según un informe titulado 'Estrategia para la conservación y la gestión del lobo en España', un grupo de trabajo constituido a tal efecto reclama un plan de recuperación de la especie en Andalucía y la puesta en marcha de una serie de medidas específicas con carácter inminente para evitar la extinción.

Según el estudio, al que tuvo acceso Europa Press, los investigadores priorizan la recuperación de la población de lobos en Sierra Morena para aumentar la única colonia certificada en la comunidad tras la desaparición de núcleos aislados en la Sierra de Gata (Almería).

Así, a corto plazo, la Estrategia contempla la recuperación de una población "viable" de cien o 150 ejemplares (unas diez o 15 manadas bien establecidas). Advierte asimismo de que hay que considerar la disponibilidad del alimento, la extensión y continuidad del hábitat de calidad, la mortalidad causada por el hombre y la variabilidad genética de la población.

Asimismo, en una segunda fase a largo plazo, se debe conseguir la conexión entre los núcleos aislados del Sur con la población continua del Norte de la Península. La población de lobo en Andalucía representa el cinco por ciento de la población total en España.

El grupo de trabajo prioriza esta actuación ya que considera que "la población relicta de Sierra Morena, en peligro crítico de extinción, necesita medidas activas de conservación para su recuperación", ante lo cual, propone medidas específicas además de fomentar las políticas generales establecidas para la conservación del lobo en España.

Estas medidas son asegurar la población del lobo a largo plazo y promover la recuperación natural donde sea ecológica y socialmente razonable; reducir al mínimo los conflictos, mejorando la coexistencia del lobo con las comunidades rurales; aumentar el conocimiento, promover la divulgación y conseguir el máximo apoyo social a la conservación y recuperación del lobo en España y promover la actualización del marco legal vigente, ajustándolo a la evolución de las poblaciones de lobos.

COMPETENCIA DE EJECUCIÓN DE LAS CCAA

Las estrategias nacionales de conservación de especies aprobadas hasta ahora en España se habían ocupado de especies catalogadas en peligro de extinción, para las que la legislación vigente asigna a la Comisión Nacional de Protección de la Naturaleza las funciones de coordinación y unificación de criterios.

Pero la Comisión valoró que existen algunos factores que aconsejan la elaboración de una estrategia nacional para el lobo, así que redactó este documento común que recoge las líneas maestras de acciones de gestión y conservación. El desarrollo posterior de las acciones aconsejadas en el informe, según la legislación vigente, corresponde a las comunidades autónomas.