7 de julio de 2020
11 de mayo de 2006

Mantener controlada la psoriasis mejora la expectativa del paciente sobre la enfermedad, según un experto

SANTANDER, 11 May. (EUROPA PRESS) -

Mantener controlada la psoriasis mejora la calidad de vida del paciente y su expectativa sobre la enfermedad, según ha puesto de manifiesto hoy el doctor Jordi Peyrí, jefe del servicio de Dermatología del Hospital Bellvitge de Barcelona y vicepresidente de la Academia de Dermatología y Venereología, con motivo de la presentación de la X Jornada nacional de psoriasis, una afección que se estima padecen unos diez mil cántabros.

Con esta jornada, organizada por la asociación de pacientes Acción Psoriasis, esta asociación pretende dar a conocer a la sociedad la problemática tanto física como psicológica que conlleva esta patología.

En palabras de la presidenta de Acción Psoriasis, Juana María del Molino, "la psoriasis provoca un fuerte impacto en la calidad de vida de los pacientes por diversas razones: por las molestias físicas que produce, por el tiempo que lleva aplicarse los tratamientos tópicos y por la alteración estética visible que repercute en sus relaciones personales, sociales y laborales, causando en frecuentes ocasiones rechazo social".

Se estima que la psoriasis afecta a poco más de 10.000 cántabros, sin embargo todavía sigue siendo una enfermedad poco conocida por la sociedad, y de hecho, "el 20 por ciento de la población desconoce que no es contagiosa", según ha puesto de manifiesto hoy la presidenta de Acción Psoriasis.

En estos últimos diez años, el escenario para los pacientes es mucho más alentador, ya que no sólo ha cambiado el abordaje médico de la enfermedad que ahora tiene en cuenta los aspectos psicológicos, sino también los tratamientos entre los que se encuentran las terapias biológicas.

ENFERMEDAD CRÓNICA, PERO CONTROLABLE

La psoriasis es una enfermedad crónica inflamatoria de la piel, que puede afectar también a uñas y articulaciones y que se caracteriza por la presencia de placas rojo-escamosas.

Respecto a la cronicidad de la patología, el doctor Peyrí, señala que "crónica no significa que no podamos hacer nada. Es importante trasladar al paciente que actualmente disponemos de un arsenal de tratamientos que nos permite controlar la enfermedad y blanquear la piel, a pesar de que en ocasiones puntuales se manifieste".

Los índices de incidencia de la enfermedad en España son muy similares, afectando en todas las comunidades autónomas a casi el 2 por ciento de la población (es decir cerca de un millón de personas); y de ese porcentaje entre el 15 y el 20 por ciento presenta psoriasis moderada o severa.

De base genética, la edad media de diagnóstico está situada en los 30 años. Casi 3 de cada 10 pacientes padece en algún momento de su vida un brote de psoriasis grave.