6 de julio de 2020
11 de octubre de 2006

Más de 153 millones de personas en todo el mundo padecen astigmatismo, miopía o hipermetropía

Más de 153 millones de personas en todo el mundo padecen astigmatismo, miopía o hipermetropía

MADRID, 11 Oct. (EUROPA PRESS) -

Más de 153 millones de personas en todo el mundo sufren problemas de visión conocidos como errores refractivos --astigmatismo, miopía e hipermetropía-- según las estimaciones divulgadas por la Organización Mundial de la Salud (OMS) con motivo del Día Mundial de la Vista, que se celebra mañana.

Aunque estos problemas pueden ser diagnosticados, medidos y corregidos con gafas o lentes de contacto, todavía millones de personas en países subdesarrollados no tienen acceso a estos servicios básicos, según la OMS.

"Sin la adecuada corrección óptica, millones de niños pierden oportunidades educativas y adultos son apartados de sus vidas laborales, con consecuencias importantes económicas y sociales" Individuos y familias caen en la pobreza a causa de su dificultad para ver bien", según esta organización.

Al menos 13 millones de niños (5 a 15 años) y 45 millones de adultos en edad laboral (16 a 49 años) están afectados. Alrededor del 90 por ciento de las personas con errores refractivos viven en países subdesarrollados o en vías desarrolladas.

"Estos resultados revelan la dimensión del problema", según Catherine Le Galès-Camus, de la OMS, quien señaló que esta forma de discapacidad visual "no puede ser ignorada por más tiempo como un objetivo de actuación urgente".

La OMS estimó previamente que alrededor de 161 millones de personas estaban afectadas por problemas visuales como cataratas, glaucoma y degeneración macular, pero los errores refractivos incorrectos no estaban incluidos en estas estimaciones. Las últimas estimaciones de la OMS se suman a las anteriores, lo que supone que alrededor de 314 millones de personas en todo el mundo tienen problemas oculares.

"La corrección de errores refractivos es una intervención simple y barata en el cuidado de la vista", según el doctor Serge Resnikoff, coordinador de la OMS para la prevención de enfermedades crónicas, quien pidió que se redoblen esfuerzos para atajar el problema.