7 de julio de 2020
1 de marzo de 2006

Más de la mitad de los padres de niños obesos europeos nunca o casi nunca hace ejercicio con sus hijos, según un estudio

Más de la mitad de los padres de niños obesos europeos nunca o casi nunca hace ejercicio con sus hijos, según un estudio

MADRID, 1 Mar. (EUROPA PRESS) -

Un 52% de los padres europeos afirma que nunca o casi nunca hace ejercicio con sus hijos, según las conclusiones del estudio paneuropeo "La Salud en la Familia", realizado por el fabricante de cereales Kellogg's en 2005.

Los niños creen que el mayor beneficio que aporta el ejercicio físico es mantenerse en forma. Sin embargo, los resultados que se desprenden de dicho estudio afirman que los niños obesos están menos motivados para adoptar conductas activas y más reticentes a participar en las actividades deportivas y de equipo.

Además, sus padres suelen aceptar su falta de participación en las mismas y, de hecho, hay un 88% de los niños obesos o con sobrepeso que desean seguir teniendo el mismo peso que tienen ya que sus padres creen que el peso de su hijo "es, más o menos, el adecuado".

Los niños obesos ven la utilidad del ejercicio físico para quemar calorías y no suelen mencionar ningún otro beneficio ligado a un estilo de vida activo. Por contra, dicho estudio revela que un 74% de los niños creen que el mayor beneficio de una alimentación sana es que te ayuda a crecer.

El estudio realizado por Kellogg's analiza las conductas y conocimientos que tienen los niños y sus padres acerca de la alimentación y la actividad física y pone de relieve el importante papel que desempeñan los padres en la educación nutricional y estado de salud de sus hijos.