23 de enero de 2021
25 de enero de 2006

El masaje perineal en el último mes de embarazo reduce hasta un 15% las episiotomías durante el parto

MADRID, 25 Ene. (EUROPA PRESS) -

El masaje perineal en el último mes de embarazo reduce hasta un 15 por ciento las episiotomías durante el parto, según una revisión de estudios clínicos del 'QE2 Jubilee Hospital' de Queensland (Australia) que se publica en 'The Cochrane Library'. La episiotomía es una de las intervenciones quirúrgicas más comunes en las mujeres y consiste en un pequeño corte en el periné, la piel y los músculos que se sitúan entre la vagina y el recto, para agrandar el canal vaginal y favorecer el parto.

La revisión se centró en estudios en los que mujeres que utilizaron una técnica de masaje en las últimas cuatro o cinco semanas de embarazo para preparar el tracto genital inferior ante el parto. Durante el masaje perineal la mujer prepara el tejido inferior de la vagina para expandirse de forma más fácil durante el nacimiento.

Según los científicos, el análisis descubrió un 15 por ciento menos de episiotomías entre las mujeres que practicaron el masaje perineal. Los resultados se basan en tres ensayos clínicos que incluyeron a 2.434 mujeres. En los tres estudios, las mujeres practicaron el masaje perineal sólo cuatro minutos durante entre tres y cuatro semanas, y como mucho diez minutos al día, comenzando en la semana 34 de su embarazo.

Los investigadores también descubrieron un beneficio adicional, ya que tres meses después del parto las mujeres que habían practicado el masaje fueron menos propensas a informar de dolor perineal, independientemente de que se hubieran sometido a la episiotomía.

Los expertos explican que muchas embarazadas han oído hablar de los ejercicios para reforzar los músculos del suelo pélvico, pero el masaje perineal no se conoce o es recomendado tan frecuentemente como dichos ejercicios.