4 de julio de 2020
12 de febrero de 2006

Medio Ambiente tiene previsto comprar 50 fincas del litoral andaluz para sacarlas del proceso urbanístico

MADRID, 12 Feb. (EUROPA PRESS) -

La ministra de Medio Ambiente, Cristina Narbona, anunció hoy que su Departamento tiene ya casi 50 fincas identificadas en el litoral que "reservará" para que no sean objeto de ese avance urbanístico.

"Este Ministerio está dispuesto a comprar fincas colindantes con la playa para sacarlas del proceso urbanístico", precisó.

En este sentido, Narbona indicó en declaraciones a Onda Cero y recogidas por Europa Press, que se está ofreciendo a las comunidades autónomas un marco de colaboración para frenar la destrucción de la costa, incluso con cargo al presupuesto del Ministerio.

Así, explicó que el Departamento de Medio Ambiente está intentando racionalizar ese proceso, por lo que también se ha cambiado la Ley del Plan Hidrológico Nacional (PHN) para que sea obligatorio que toda nueva urbanización tenga previamente un informe (en las confederaciones hidrográficas) para que todo el mundo sepa si esa organización va a disponer o no de agua. "Aunque parezca una cosa peregrina, no lo es, y beneficiará a muchas personas", dijo.

Respecto al tema de la sequía, Narbona recordó que el año pasado fue el más seco que se ha vivido en España y el 2006 también sufre escasez de lluvias muy concentradas en algunas partes de España como Valencia, Murcia, sur de Andalucía y la propia cabecera del rió Tajo, "donde se concentra el esfuerzo del Gobierno". El año pasado se logró evitar que hubiera en verano cortes en el suministro de agua en las ciudades en todo el litoral mediterráneo gracias a inversiones que Medio Ambiente aceleró como la puesta en marcha desaladoras, aunque señaló que "sí que hubo y habrá este año restricciones en el uso para el regadío".

"Los agricultores y los ganaderos son los que están sufriendo más las consecuencias de la sequía, por eso el año pasado se hizo también una norma para dar ayudas económicas especiales a estos afectados, y este año --si sigue así-- también será necesario darles una compensación económica", precisó.

No obstante, insistió en que el Gobierno trabaja para evitar que haya restricciones en el consumo de agua en las ciudades, y al mismo tiempo pide a los ciudadanos que sean capaces de ser responsables en el uso del agua.

Finalmente, Narbona se refirió a la posibilidad de impedir la entrada de coches antiguos en el centro de Madrid, señalando que "lo que busca el Gobierno es que se utilicen coches cada vez menos contaminantes". A nivel nacional, Medio Ambiente está trabajando con el Ministerio de Economía y Hacienda en lo que serán algunas figuras impositivas en contenido ecológico para contribuir a que se reduzca la contaminación, concluyó.