6 de julio de 2020
21 de enero de 2006

Medio Ambiente ultima el plan de emergencia para combatir la sequía de la cuenca del Guadalquivir

MADRID, 21 Ene. (EUROPA PRESS) -

La Confederación Hidrográfica del Guadalquivir (CHG), organismo dependiente del Ministerio de Medio Ambiente, espera tener terminado para el próximo mes de junio su plan de emergencia ante la grave sequía que padece Andalucía. Una alarmante situación que también constató el director general del Agua, Jaime Palop, que afirmó que España está viviendo la peor sequía de los últimos 125 años, por lo que apremió a los técnicos de las diferentes confederaciones para que "en unas semanas" tengan listos sus planes de emergencia.

En todo caso, los responsables de la CHG aseguran que ya se está trabajando con la vista puesta en el próximo verano, ya que el plan puesto en marcha para la cuenca del Guadalquivir a principios de 2005 ya contempla medidas para paliar la grave situación. Además, los técnicos del CHG consideran que dicho plan debe servir de base para el futuro plan de emergencia.

La CHG apunta que su prioridad en este momento es garantizar agua para más de tres años, en caso de que los recursos hídricos no lo permitan se activaría la situación de alerta y se pondrían en marcha una serie de medidas para concienciar a los ciudadanos de la grave situación. En esta situación de alerta ya se encuentra provincia de Sevilla, con un consumo garantizado para 20 meses.

Ya se han tomado medidas como el intercambio de agua con los regantes del Viar o la utilización de agua del río Guadalquivir.

Además, en los próximos días se procederá a la mezcla de agua del río con el agua del embalse del Gergal, lo que dará un año más de suministro. Las cuencas más afectadas por la sequía son las del Tajo, Guadiana, Guadalquivir, Júcar, Segura y Cuenca Mediterránea Andaluza.

De ellas sólo la Confederación del Júcar disponía de un plan de emergencia experimental.

DECRETO DE SEQUÍA

La Junta de Andalucía tampoco se ha quedado parada ante esta situación y ya ha emitido un decreto de sequía en el que para respetar el agua embalsada en los pantanos, se priorizan medidas alternativas que aportarían entre un 75 y un 80 por ciento del total del suministro como las desaladoras, los pozos y otros usos como la cesión de agua desde el Campo de Gibraltar a la Costa del Sol. Este decreto de sequía prevé una inversión de 40 millones de euros para actuaciones de emergencia y restricciones "muy fuertes" en el uso agrario, turístico e industrial.

Esta semana la cuenca del Guadalquivir se sitúa al 38,1 por ciento de su capacidad, con 2.655 hectómetros cúbicos. Por provincias, Huelva es la que cuenta con mayores reservas y alcanza el 58,3 por ciento de su capacidad de embalse con 176,1 hectómetros cúbicos, mientras que en el lado opuesto se encuentra Jaén, que se sitúa al 30,7 por ciento de su capacidad con 756,8 hectómetros.